Actualizado 10/11/2007 16:06 CET

Crónica Gente.- Detenido el marido de Amy Winehouse

-Efectivos de Scotland Yard le arrestaron acusado de obstrucción a la justicia mientras la desconsolada artista gritaba: "Baby, I love you"

LONDRES, 10 Nov. (OTR/PRESS) -

Aferrada a su marido, Blake Fielder-Civil, y gritando desconsolada un desgarrador "Baby, I love you". Esta fue la dramática escena que la controvertida y polémica cantante británica Amy Winehouse protagonizó el pasado jueves, mientras los agentes de Policía londinense se llevaban detenido a su esposo, que fue arrestado junto a otras tres personas, acusado del delito de obstrucción a la justicia. Scotland Yard ha detenido a Fielder-Civil acusado de intentar sobornar a un testigo que iba a declarar en su contra.

Las detenciones están relacionadas con un proceso penal que Fielder-Civil, de 25 años, tiene pendiente por lesiones, tras una pelea en un bar de Londres el pasado 20 de junio. El juicio, por la brutal paliza que él y un amigo le propinaron al camarero James King, comienza este lunes y, según informa la prensa británica, el marido de Amy Winehouse, acompañando de tres cómplices, intentó librarse de una condena más que segura sobornando a uno de los testigos principales del caso con 200.000 libras (unos 285.000 euros).

Al parecer, a cambio de esta cantidad, Fielder-Civil y sus compinches querían que este testigo cambiara su declaración o no compareciera en el juicio. Antes de detener al marido de la artista, los policías de Scotland Yard registraron la casa de Winehouse en el barrio de Camden, ubicado en la zona norte de Londres. Ni la cantante ni su marido estaban en el domicilio en el momento del registro, por lo que los agentes, provistos de una orden judicial, forzaron la puerta y procedieron al registro de la vivienda donde encontraron pruebas "significativas" del soborno.

NADA QUE VER CON LAS DROGAS

A la vista del jugoso historial de la díscola Winehouse, un portavoz de la artista se apresuró a proclamar a los cuatro vientos que este registro no tiene nada que ver con las drogas a las que la artista es tan aficionada. "Amy está bien. No fue ni acusada ni detenida", afirmó. La aclaración no es baladí, ya que el pasado mes de octubre Winehouse fue detenida por posesión de drogas en la ciudad noruega de Bergen. La cantante pasó una noche en los calabozos después de que los agentes hallaran marihuana en su habitación de hotel y a las horas salió en libertad tras pagar una multa. Además, este verano, durante el mes de agosto, tuvo que ser hospitalizada por una posible sobredosis.

Pero Winehouse no podrá quedarse totalmente al margen de las fechorías de su marido. Según una información publicada hoy por el 'Daily Mirror' recogida por Otr/press, la cantante será requerida durante la próxima semana por la policía para interrogarla sobre sí conocía los planes de su marido para echar por tierra la principal baza de la acusación en el proceso penal que se sigue contra él.

OTR Press

Victoria Lafora

Parásitos

por Victoria Lafora

Fermín Bocos

Política y pandemia

por Fermín Bocos

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    La Comunitat Valenciana limita las reuniones a dos personas y cierra grandes ciudades los fines de semana

  3. 3

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  4. 4

    María Teresa Campos lo vuelve a hacer, muestra su prepotencia con Emma García

  5. 5

    Detenido un hombre de 42 años tras atropellar a tres personas y darse a la fuga en Villamediana de Iregua (La Rioja)