Actualizado 13/06/2007 21:13 CET

Crónica Gobierno.- Rajoy le pide a Zapatero que "no cree más problemas de los que ya ha creado esta la Legislatura"

- Gobierno y oposición dejaron de lado ETA en la sesión de control tras la "tregua" acordada en la reunión del lunes

MADRID, 13 Jun. (OTR/PRESS) -

Sin ETA como protagonista, --tras la tregua que en materia antiterrorista que acordaron el pasado lunes en su encuentro en Moncloa--, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, se enfrascaron en la sesión de control al Gobierno celebrada hoy en el Pleno del Congreso en un cruce de reproches y acusaciones sobre los temas más variopintos que han protagonizado los tres años de legislatura. En un descafeinado cara a cara, Rajoy exigió al presidente del Gobierno "no cree más problemas de los que ya ha creado esta la Legislatura", a lo que Zapatero respondió enumerando todos los logros del gobierno socialista en materia social, económica y laboral. "Si esto le parece mal, es que no sabe lo que le interesa a España y a los españoles", sentenció.

Y es que sin la política antiterrorista como ariete para atacar al Gobierno, parece que los primeros espadas del PP se han tomado con mucha calma y relax la sesión de control de hoy. "Tengo una pregunta absurda", le comentó Rajoy a Zaplana al comienzo de la reunión del Grupo Popular previa al Pleno. Y Zaplana, cazado por los micrófonos de Telecinco, respondió ni corto ni perezoso "¡Pues anda que yo! todavía no la hecho". Algo que Rajoy también reconoció, a escasas cuatro horas del inicio de la sesión de control.

Una parece casi improvisada pregunta en la que Rajoy acusó al Zapatero de que, en los tres años que llevan en el poder, se han ocupado de "asuntos que no demandaban los españoles y que no estaban en su programa electoral" y "ha roto algunos consensos básicos". "Se olvidó de lo que más importaba a los españoles, de la competitividad de la economía, de la productividad, del poder adquisitivo de los salarios", denunció el líder del PP que señaló que a esto hay que sumarle una "política de inmigración criticada por todos" y las pifias en exteriores y educación. "¿Va a rectificar esta forma de actuar, que sería beneficioso para España?", le preguntó.

En su réplica, el presidente señaló que el Gobierno cumple su programa electoral y que los seguirá haciendo "en todos aquellos aspectos que afectan al crecimiento de la economía, del empleo, a la extensión de derechos y libertades, a la ampliación de las políticas sociales y a la fortaleza de España, que es lo que sucede en estos tres años de gobierno del PSOE".

"No cree más problemas de los que ha creado a lo largo de la Legislatura", espetó Rajoy en su contrarréplica que pasó a pedirle algunos "objetivos concretos". Entre ellos pidió que se prohíban las "regulaciones masivas" de inmigrantes; no aprobar el Real Decreto de Bachillerato; y aplicar de forma efectiva la Ley de Dependencia. También abordó otros temas, como la violencia de género, donde reclamó "medidas más eficaces para proteger a las mujeres" y en política exterior le pidió que no "levante" las sanciones a Cuba y apoye a los disidentes y así como que recupere "la posición tradicional" en el Sahara.

A ello sumó una demanda para que no "autorice" una "nueva subida de la luz" y le instó a retirar la Ley de la Memoria Histórica. Tras esto Rajoy hizo una referencia al tema ahora tabú en el Congreso: ETA. "Le pido que haga aquello a lo que se comprometió el lunes, a luchar con eficacia contra el problema más importante que tienen los españoles". "Si quiere, puede hacerlo", concluyó.

LOS AMBICIOSOS OBJETIVOS DE ZAPATERO

Zapatero le enumeró a Rajoy sus "objetivos" para lo que queda de Legislatura: llegar a tres millones de puestos de trabajo, que la tasa de paro esté por debajo del "8 por ciento" que la población ocupada femenina alcance 8 millones de mujeres" y que se mantenga la proporción de que "2.700 empleos se conviertan de precarios a estables".

También apostó por hacer definitiva, "por Ley", la aprobación del Estatuto de los trabajadores autónomos. Además, entre otras cosas, prometió poner en servicio 530 kilómetros de autovías y 400 de AVE y que de aquí a final de la Legislatura se logrará que 400.000 personas dependientes tengan "apoyo y asistencia". "Si esto le parece mal, es que no sabe qué le interesa a España y a los españoles", concluyó Zapatero.

Una mareante lista tras la cual el secretario general del PP, Angel Acebes, que seguía a Zapatero en el turno de preguntas para formularse a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, espetó: "Va a hacer en cinco meses lo que no ha sido capaz en tres años y medio". Tras este comentario Acebes, centró su intervención en pedir al Gobierno la retirada de la Ley de Memoria Histórica que definió como "un torpedo en la línea de flotación de la convivencia" entre españoles. "Les pido que la retiren y que abandonen la política de la confrontación entre españoles", sentenció.

En su respuesta, De la Vega insistió en que el Gobierno va "en el buen camino" en su objetivo de "mejorar la calidad de vida de los ciudadanos". Además subrayó que "trabaja para extender derechos a las personas", algo a lo que también contribuye la Ley de Memoria Histórica que "no divide, sino que repara una injusticia".

De la Vega también tuvo que contesta a la pregunta formulada por el portavoz del PP, Eduardo Zaplana, que Eduardo Zaplana, hizo un repaso de otras leyes del Ejecutivo, centrándose en la de Dependencia y en la Ley contra la Violencia de Genero, para concluir que "han sido tan grandes y de tanta importancia los errores de las aventuras políticas de este gobierno que han tapado otros fracasos".

"LA OTRA"

La vicepresidenta replicó que la actividad legislativa del Gobierno ha sido intensa y fecunda" pues se han aprobado 136 proyectos de ley, de los que 84 ya son ley tras cubrir el trámite parlamentario y otros 15 lo serán en próximos días. Y reprochó al PP que "votado en contra de todos los temas que benefician a la gente" como la ley del Suelo, la Ley de Igualdad, la reforma educativa o la reproducción asistida.

Además, De la Vega aprovechó el debate para arremeter contra Rajoy que ayer, en una conversación informal con motivo de una entrevista radiofónica, se refirió a ella como "la otra". "Señor Rajoy, la otra es la vicepresidenta del Gobierno de España. Debería cuidarse esa misoginia que empieza ser recalcitrante y tener un poco más de respeto democrático y de educación institucional", proclamó De la Vega que también recordó a los populares que ellos mismos definen sus preguntas como "absurdas".