Crónica Inmigración.- CC.OO. propone un cupo anual para limitar la llegada de inmigrantes a la demanda real de empleo

Actualizado 17/01/2007 19:55:17 CET

- El sindicato comparte que la capacidad para acoger inmigrantes no es "ilimitada"

MADRID, 17 Ene. (OTR/PRESS) -

Favorecer la contratación en origen. Ésa es la propuesta que hace CC.OO para regular la inmigración en España. Según el sindicato, la capacidad para acoger inmigrantes en España no es "ilimitada" por lo que la solución ideal al problema sería establecer un cupo anual de entrada de extranjeros en función de los posibles trabajos que pudieran desempeñar aquí, es decir, atendiendo a la situación nacional del empleo.

La propuesta forma parte de un documento sobre inmigración en el mercado de trabajo que ha elaborado CC.OO y que expuso en rueda de prensa el secretario general de la organización, José María Fidalgo, con el próximo objetivo de presentarlo ante el Gobierno. En el informe se explica que el cupo anual se fijaría teniendo en cuenta una serie de datos concernientes a la economía española. Las previsiones de crecimiento económico y de creación de empleo, la evolución demográfica o las demandas empresariales serían algunos de los factores a estudiar antes de permitir la entrada de inmigrantes en nuestro país.

Según CC.OO, el Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura elabora un listado por provincias en el que se detallan aquellas profesiones donde no existen demandantes nacionales. Junto con él, los servicios públicos de empleo podrían encontrar ocupaciones para todo aquellos que quieran trabajar en España, señaló el sindicato.

CAMBIAR LA POLÍTICA DE INMIGRACIÓN

Para ordenar los flujos migratorios, CC.OO, también propone reforzar el control de fronteras, poner en marcha una Agencia Estatal de las Migraciones, crear una ventanilla única para canalizar todos los documentos y, como medida para favorecer la integración, reformar el artículo 13.2 de la Constitución para que los extranjeros puedan ejercer su derecho a voto en las elecciones municipales. Para Fidalgo, en España "no existe una verdarera política de inmigración que ordene y controle los flujos migratorios que entran y salen del país". Según el líder sindical la coordinación entre Estado y Comunidades Autónomas debería ser mayor y además la política de persecución y penalización contra quienes emplean inmigrantes en situación irregular tendría que ser más dura.

Otra idea que aportó CC.OO consiste en que las administraciones públicas trabajen en iniciativas que permitan el desarrollo económico de los países receptores de la inmigración como España.