19 de febrero de 2020
 

Crónica Juicio.- Un año de cárcel para los padres que agredieron a unas maestras en un instituto de Barcelona

Actualizado 03/03/2008 21:16:26 CET

- Es la primera sentencia que condena como delito de atentado contra un funcionario las agresiones a docentes

BARCELONA, 3 Mar. (OTR/PRESS) -

Los padres que agredieron y amenazaron de muerte a dos maestras y a una conserje del instituto Eduard Marquina de Barcelona en octubre de 2006, después de negarse a pagar cinco euros para que su hijo fuera admitido en la guardería, fueron condenados a un año de cárcel como autores de un delito de atentado. Se trata de una sentencia pionera en nuestro país ya que es el primer caso que la agresión a un docente es considerada como un ataque a la autoridad y por tanto juzgado por la vía penal como atentado y no como una mera falta. Además se les ha condenado también a indemnizar con 4.500 euros a la directora y con 2.000 a la conserje de la escuela y se les prohíbe acercarse al centro educativo durante seis meses.

Los hechos tuvieron lugar el 11 de octubre de 2006 en la puerta del instituto, ubicado en el barrio barcelonés del Besòs, cuando los padres del alumno, que entonces tenía 5 años, se quejaron airadamente a la dirección del centro porque se les pidió el pago de cinco euros al mes para que su hijo, cuyo horario de entrada era a las 9.30 horas, fuese admitido en el servicio de acogida una hora antes antes.

La escuela permitía a modo de favor que tres familias, entre ellas la de los acusados, llevaran a sus hijos al servicio de guardería a cambio de que pagaran esta cantidad simbólica de cinco euros mensuales, bastante inferior a lo que pagaban el resto de alumnos por este servicio. Una mensualidad que los condenados no llegaron nunca a pagar, por lo que un día la directora, la jefa de estudios y la conserje de la escuela decidieron prohibir el acceso del menor al centro y pidieron al hijo mayor de los acusados, que no estudiaba en el centro pero que acompañaba a su hermano, que les dijera a sus padres que acudieran a la escuela para hablar del tema.

Minutos después los padres se presentaron en el centro con una actitud "muy agresiva" y la madre se encaró con la directora y con la jefa de estudios a la que incluso agarró por el cuello y empujó alentada por su marido. Además amenazaron de muerte al conserje después de que éste avisara a la policía.

Hechos por los que el Juzgado Penal número 17 de Barcelona ha condenado a un año de cárcel a los dos acusados como autores de un delito de atentado contra un funcionario en una sentencia histórica en nuestro país. Y es que este caso fue el primero en que la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) pidió que se abrieran diligencias penales por una agresión de este tipo. El entonces fiscal jefe, José María Mena, ordenó el 14 de noviembre de 2006 perseguir como atentado los casos de agresiones a profesionales de la enseñanza y de la sanidad públicas relacionadas con el ejercicio de su labor.

SECUELAS FÍSICAS Y PSICOLÓGICAS

El tribunal ha condenado a los acusados a indemnizar a la directora del CEIP Eduard Marquina con 4.500 euros y a la conserje con 2.000 euros por las secuelas psicológicas, así como acordó la prohibición de aproximación de los acusados a la escuela a menos de 200 metros durante el plazo de seis meses.

A consecuencia del altercado, la directora sufrió una crisis ansioso-depresiva y recibió la baja laboral y terapia farmacológica al agudizarse la depresión que padecía. Por su parte, la conserje padeció una crisis de ansiedad que reactivó sus patologías digestivas y respiratorias, por lo que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente en abril del año pasado para reducir una hernia de hiato diafragmático.