Actualizado 10/11/2007 20:39 CET

Crónica Kale Borroka.- El juez deja en libertad a los cuatro últimos detenidos por kale borroka

- La Fiscalía solo había pedido prisión para uno de ellos

MADRID/SAN SEBASTIÁN, 10 Nov. (OTR/PRESS) -

Después de tomarles declaración, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu decidió hoy dejar en libertad a los cuatro jóvenes que fueron detenidos el pasado miércoles en San Sebastián vinculados con actos de kale borroka. Según informó la abogada defensora de los acusados, Ainhoa Baglietto Martín Mendizábal, Ekaitz Ezkerra, Jon Etxeberria e Iñaki Coloma abandonaron la dependencia de la Audiencia Nacional pasadas las cuatro de la tarde después de haber declarado ante el magistrado durante toda la mañana. La Fiscalía solo pidió prisión para uno de ellos, Martín Mendizábal. Precisamente hoy, en las calles de San Sebastián, cientos de personas salieron a la calle para protestar contra estas detenciones.

Los cuatro fueron detenidos en una operación en la que se practicó el registro de 18 viviendas en distintos barrios de San Sebastián En estos registros los agentes hallaron documentación sobre las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV), lo que hace pensar que este será el blanco futuro de las acciones violentas de los cachorros de ETA. En los registros también se han encontrado cohetes, capuchas y numerosa propaganda de la ilegalizada SEGI.

El Ministerio del Interior señaló tras las detenciones que los cuatro arrestados formaban parte de un grupo de apoyo a ETA encargado de perpetrar actos de kale borroka en la capital guipuzcoana. Tras estas detenciones, la Policía da por desarticulada la estructura de la organización ilegal SEGI en San Sebastián, que estaba siendo de nuevo reorganizada tanto por los detenidos como por otros integrantes de esta organización ilegal (heredera de las también ilegales Haika y Jarrai) que hayan podido eludir el dispositivo policial.

GOLPES EN LAS TRES CAPITALES

Su misión era perpetrar atentados mediante la confección y lanzamiento de artefactos explosivos e incendiarios contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, edificios oficiales, sedes de partidos políticos, entidades bancarias y de ahorro, estaciones y unidades de ferrocarril, transportes públicos y mobiliario urbano.

Este operativo es consecuencia del que se llevó a cabo el pasado 30 de octubre, también en la capital guipuzcoana, y en la que fueron detenidas siete personas, cinco de la cuales permanecen en prisión. A ellas hay que sumar las operaciones realizadas por la Policía contra el terrorismo urbano en Vizcaya y Álava desde el pasado verano descabezando así a la infraestructura de la kale borroka en las tres capitales vascas.

MANIFESTACIÓN EN SAN SEBASTIÁN

Y prácticamente de forma simultanea a la salida de estos cuatro detenidos de prisión, unas mil personas se manifestaban por las calles de San Sebastián para protestar contra las últimas detenciones de jóvenes relacionados con la violencia callejera. Bajo el lema 'Faxismoaren gainetik. Independentzia' (Por encima del fascismo. Independencia) salieron a la calle cientos de simpatizantes de la izquierda abertzale entre los que estaban el secretario general de LAB, Rafa Díez, así como los ex concejales de Batasuna en la capital donostiarra Josetxo Ibazeta e Iñigo Balda.

Al término de esta manifestación, que contó con presencia de cuatro furgonetas de la Ertzaintza tomó la palabra un portavoz anónimo, que dio lectura a un comunicado en el que aseguraba que "Zapatero, Sarkozy e Ibarretxe son todos iguales" en su "estrategia de guerra para desactivar el proyecto de independencia" y les exigió que no usen la violencia "como excusa" porque en realidad, destacó, su intención es "encarcelar a los jóvenes.