Actualizado 13/08/2007 19:19 CET

Crónica Macro.- El BCE inyecta otros 47.665 millones al sistema bancario y rebasa los 200.000 millones desde el jueves

- Bruselas no prevé aún revisar el crecimiento de la eurozona por efecto de la crisis hipotecaria en Estados Unidos

FRANKFURT/BRUSELAS, 13 Ago. (OTR/PRESS) -

Aunque considera que la situación de los mercados se está "normalizando", el Banco Central Europeo (BCE) volvió hoy a inyectar liquidez al sistema bancario en respuesta al temor a un parón en el mercado crediticio derivado de los problemas que atraviesa el sector hipotecario de 'alto riesgo' en Estados Unidos. Van más de 200.000 millones de euros inyectados al sistema bancario en tres días --acción que hoy volvió a ser secundado por el Banco Central de Japón con 5.000 millones de dólares-- para hacer frente a la crisis, la Comisión Europea no tiene previsto de momento revisar el crecimiento económico de la eurozona.

La tercera inyección de liquidez procedente del BCE dotó hoy al mercado de 47.665 millones de euros, después de realizar una nueva subasta para calmar las previsiones pesimistas en relación a una supuesta crisis de crédito. Así, esta nueva operación sucede a otras dos de la semana anterior, cuando por las mismas razones el organismo puso en circulación más de 155.000 millones de euros en total.

"El BCE ha percibido que las condiciones del mercado monetario se están normalizando y que el suministro agregado de liquidez es amplia", subrayó en un comunicado remitido hoy por la mañana para informar de la nueva inyección.

Lo cierto es que desde los organismos comunitarios se trata de tranquilizar la economía dotando al mercado de liquidez y evitando rebajar las previsiones de crecimiento a raíz de la crisis hipotecaria en EEUU. De esta forma, la Comisión Europea no revisará el 2,6% de crecimiento económico en la zona euro, porque la situación "parece que se ha calmado". Según el portavoz Max Strotmann, "las actividades y acciones emprendidas anulan los efectos temidos". No obstante, "continuamos vigilando", subrayó.

EN TODO EL MUNDO

El BCE no es el único organismo que ha recurrido a inyecciones de capital como panaceas ante la crisis de las hipotecas de alto riesgo en el mercado norteamericano. Por esta razón, los bancos centrales iniciaron la semana pasada una serie de operaciones destinadas a superar la crisis de volatilidad en las bolsas ante el temor causado por este sector.

La Reserva Federal norteamericana inyectó liquidez por valor de 27.782 millones la semana pasada, mientras que desde Japón se pusieron en circulación 1 billón de yenes, o lo que es lo mismo, más de 6.000 millones de euros. Hoy el Banco Central de Japón anunció una nueva inyección, en este caso de 3.660 millones de euros.

Para encontrar actuaciones similares, hay que remontarse a los ataques terroristas contra las Torres Gemelas, en septiembre de 2001. En cualquier caso, el objetivo de todas estas iniciativas es el mismo: suavizar al mercado y evitar un hipotético desplome bursátil.