10 de abril de 2020
 
Actualizado 18/12/2008 18:32:00 +00:00 CET

Crónica Ruanda.- Un coronel ruandés, condenado a cadena perpetua por inspirar el genocidio de 800.000 tutsis en 1994

- Bagosora, que tomó el poder del ejército tras la muerte del presidente ruandés, ha sido condenado con otros tres altos cargos

NAIROBI, 18 Dic. (OTR/PRESS) -

El Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR, por sus siglas en inglés) condenó hoy a cadena perpetua al "cerebro" del genocido de Ruanda, Theoneste Bagosora, quien se enfrentaba a once cargos de genocido, crímenes de guerra y crímienes contra la Humanidad por su papel como coronel del ejército ruandés en 1994. Es la primera vez que un tribunal condena a un funcionario de alto nivel por este genocidio que dejó un saldo de 800.000 tutsis muertos. Bagosora fue condenado junto con otros tres altos cargos del momento: Aloys Ntabakuze, el teniente coronel Anatole Nsengiyumva también a cadena perpetua y el empresario Protais Zigiranyirazo.

Según el TPIR, Bagosora fue una figura clave en la elaboración de los planes de genocidio. De hecho, antes de la masacre, había abandonado violentamente las negociaciones de paz que se celebraban en Tanzania y amenazado con regresar a Ruanda para "preparar el apocalipsis". Así, Theoneste Bagosora, ex coronel del ejército de Ruanda de 67 años que estaba al frente de las tropas ruandesas y de las milicias hutu Interahamwe, fue declarado culpable de haberse hecho con el control del Ejército de las milicias hutus para perpetrar en 100 días la matanza de 800.000 tutsis y hutus neutrales.

Según la acusación, Bagosora (quien ejercía oficialmente el cargo de director de gabinete del Ministerio de Defensa) asumió el control del Ejército y la Policía en Ruanda inmediatamente después del asesinato del presidente, hutu moderado, Juvenal Habyarimana en un accidente aéreo.

El Tribunal determinó que el avión fue derribado por misiles disparados desde el aeropuerto de Kigali, la capital de Rwanda. Fue entonces cuando Bagasora decidió que los militares debían actuar y se negó a particiar junto con el primer ministro, Agathe Uwilingiyimana, en cualquier debate o negociación.

El Tribunal también estima que el 7 de abril, mientras Bagosora estaba reunido con altos oficiales militares, el primer ministro fue detenido y asesinado por miembros del ejército de Rwanda. En este momento, Bagosora se hizo el jefe de todos los presos políticos y los asuntos militares de Rwanda, y en esa calidad, ocupó la parte superior de la cadena de mando.

"UN HOMBRE PREPARADO Y PLANEADO"

El mismo día en el que el primer ministro fue asesinado, el personal del ejército mató a cuatro importantes dirigentes de la oposición, incluído el presidente de la Corte y Constitucional y algunos ministros del Gobierno, además de a diez 'cascos azules' belgas. El Tribunal encontró a Bagosora culpable de estos y otros asesinatos porque el ordenó llevarlos a cabo.

"Bagosora era la máxima autoridad en el Ministerio de Defensa y en el control de Rwnada", defendió el Tribunal presidido por Erik Mose. "Él es por tanto responsable de los asesinatos durante este periodo", aseguró en informaciones de CNN recogidas por otr/press.

Por su parte, el fiscal del ICTR, Hassan Bubacar Jallow, aseguró que el condenado era un hombre "preparado, planeado, ordenado, dirigido que aprobó el asesinato de inocentes civiles tutsis". Estos asesinatos fueron llevados a cabo por el personal militar a las órdedes de Bagosora, según el Tribunal. En este sentido, el Tribunal estimó que entre abril y julio de 1994, Bagosora ejerce autoridad sobre los miembros del ejército de Rwanda y de sus milicianos que cometieron las masacres.

"En todas las regiones del país, los miembros de la población tutsi que huían de las matanzas en sus colinas se refugiaron en los lugares que pensaban que serían seguros, en ocsiones recomendados por las autoridades civiles y militares locales", explicó la acusación. "Pero en muchos casos y a pesar de las promesas, los refugiados fueron atacados, secuestrados y asesinados. A menudo a las órdenes o con la complicidad de las mismas autoridades".

Tras la llegada a Kigali de los rebeldes del Frente Patriótico Ruandés (FPR), Bagosora huyó al exilio en Camerún, donde fue detenido en 1996. Finalmente el juicio comenzó en abril de 2002 y ha estado deliberando desde junio de 2007. Durante el proceso, el Tribunal escuchó los testimonios de 242 testigos, 82 para la acusación y 160 para la defensa. El Tribunal tiene hasta final del aó para cerrar sus actividades y hasta 2010 para conocer todas las apelaciones. Pero la Asamblea General de Naciones Unidas está debatiendo la posibilidad de prorrogar el mandato del Tribunal.

ALEGRÍA POR LA CONDENA

Bagosora fue condenada junto con otros tres altos cargos del momento, los cuales, al igual que el antiguo coronel, se habían declarado no culpables. Uno de ellos fue el empresario Protais Zigiranyirazo, cuñado del presidente Habyarimana y condenado a 20 años de prisión. Zigiranyirazo estaba acusado de pertenecer a la Akazu, un poderoso y exclusivo grupo de élite hutu acusado de conspirar para exterminar a la minoría tutsi. Los otros dos sentenciados en el día de hoy son los militares Anetole Nsengiyumva y Aloys Ntabakuze, condenados a cadena perpetua. El TPIR, ubicado en Arusha (Tanzania) absolvió y ordenó la liberación inmediata del quinto imputado, el ex general de brigada Gratien Kabiligi.

"Es muy bueno que haya sido finalmente condenado. Se debe llevar un mensaje a todos aquellos que quieren repetir tales actos. Ellos deben saber que nunca podrán escapar de la justicia", defiende Robert Munyeneza, un constructor de 25 años y superviviente del genocidio. Una opinión que comparte Reed Brody, abogado de 'Human Rights Watch'. "Este veredicto envía un fuerte mensaje a los tiranos de todo el mundo, que si cometen los peores crímenes pasarán el resto de sus vidas en la cárcel", asegura Brody en declaraciones a Reuters recogidas por otr/press.

El impacto del genocidio ruandés se siente todavía en la vecina República Democrática del Congo. Por us parte el líder rebelde Laurent Nkunda afirma que sus fuerzas están luchando para defender a los tutsis congoleños de los militantes hutus que huyeron al Congo.

OTR Press

Julia Navarro

Medias verdades

por Julia Navarro

Charo Zarzalejos

Pacto, ¿qué pacto?

por Charo Zarzalejos

Francisco Muro de Iscar

La Pasión de este tiempo de dolor

por Francisco Muro de Iscar

Lo más leído

  1. 1

    La Junta iniciará el lunes 13 su "desconfinamiento progresivo" con altos cargos y eventuales

  2. 2

    Detenido tras jactarse en redes sociales de haber viajado de Madrid a Torrevieja para contagiar el coronavirus

  3. 3

    La pandemia de coronavirus supera los 1,6 millones de casos y los 95.000 muertos

  4. 4

    Andalucía abonará 300 euros en un pago único a 150.000 autónomos excluidos de medidas del Gobierno

  5. 5

    ¿Cómo hacer masa madre?