Cassandra no es la única: estos 5 casos de chistes en redes sociales también han llegado a juicio en España

Actualizado 04/04/2017 11:02:02 CET

   MADRID, 4 Abr. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Los límites del humor y las redes sociales están una vez más en boca de todos. En esta ocasión, la 'tuitera' Cassandra Vera ha sido condenada por hacer chistes en Twitter sobre Carrero Blanco y el atentado de ETA en el que murió el presidente del Gobierno franquista.

   La joven estudiante de murcia ha sido acusada de humillar a las víctimas del terrorismo por trece tuits publicado entre finales de noviembre de 2013 y principios del año 2016. La Fiscalía pedía para ella 2 años y 6 meses de cárcel acompañados de 3 en libertad vigilada y 8 años y 6 meses de inhabilitación para trabajar en un cargo público. Finalmente, la Audiencia Nacional la ha condenado a un año de cárcel por enaltecimiento del terrorismo y la humillación ya citada. La nieta de Carrero Blanco declaró que le parecía "un disparate" la cárcel por unos tuits.

   La chica de 22 años no ha sido el primer caso en llegar a juicio ni tampoco el último, probablemente. Aquí van 5 casos que han llegado a juicio en España a causa de chistes publicados en redes sociales como Twitter o YouTube.

   

   

CÉSAR STRAWBERRY, CONDENADO A UN AÑO

   El cantante y líder de la banda Def con Dos, César Strwberry, fue condenado a principios de este 2017 a un 1 año de cárcel y 6 años y 6 meses de inhabilitación absoluta por delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas, los mismos por los que ahora ha sido condenada Cassandra Vera.

   "Los tuits alimentan el discurso del odio, legitiman el terrorismo como fórmula de solución de los conflictos sociales y, lo que es más importante, obligan a la víctima al recuerdo de la lacerante vivencia de la amenaza, el secuestro o el asesinato de un familiar cercano", se puede leer en la sentencia publicada por el Tribunal Supremo.

   César publicó un total de 6 tuits en los que unía humor e ironía para hablar de los GRAPO, la ETA y la muerte de Carrero Blanco. El cantante fue absuelto previamente por la Audiencia Nacional. Eduardo Madina, diputado del PSOE cuyo nombre salía en uno de los escritos, indicó en la vista oral que el mismo no se sentía ofendido y le ofrecó "toda su solidaridad" más adelante a través de redes sociales.

   "Street Fighter, edición post ETA: Ortega Lara versus Eduardo Madina", es uno de los tuits publicados por el líder de Def con Dos.

   

   

FACU DÍAZ, ARCHIVADA LA DENUNCIA

El humorista y director del programa de televisión La Tuerka, Facu Díaz, es otra persona envuelta en un escándalo por temas de humor y redes sociales. En su caso, la denuncia fue interpuesta por la asociación de víctimas del terrorismo 'Dignidad y Justicia' a causa de un vídeo publicado en YouTube en el que comparaba al PP con ETA a modo de parodia.

   El juez de la Audiencia Nacional encargado del caso, Javier Gómez Bermúdez, archivó la denuncia a favor de la libertad de expresión. "Con independencia de que guste o no, éste no desacredita, menosprecia o humilla a las víctimas del terrorismo", señala. Aún así, "para todas o algunas de dichas víctimas [*] la utilización del terrorismo para hacer una sátira o un espacio de humor puede ser subjetivamente ofensivo dado el dolor que han padecido y padecen como consecuencia de esta actividad criminal", añade.

   En el vídeo, que os dejamos a continuación, el humorista aparece encapuchado en una sede simulada del Partido Popular. En él hace chistes con referencias a los casos de corrupción del PP siguiendo el tono y la forma de los comunicados oficiales que hacía la banda terrorista ETA en España.

   

GUILLERMO ZAPATA, CASO ARCHIVADO

   El concejal de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de la capital española, Guillermo Zapata, también se ha visto envuelto en un caso judicial por hacer uso de humor negro en un tuit publicado en 2011, aunque posteriormente siguió publicando tuits en la misma línea de humor.

   La denuncia, interpuesta por la asociación de víctimas 'Dignidad y Justicia' finalmente ha sido archivada, aunque el caso se ha reabierto en varias ocasiones por los recursos presentados. "Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcàsser para que no vaya Irene Villa a por repuestos", escribió Zapata en Twitter. La propia Irene Villa señaló públicamente que no se había sentido ofendida y que solo se trataba de una broma.

   Guillermo Zapata se enfrentaba a un año y ocho meses de cárcel junto a otros 7 de inhabilitación total por un delito de humillación a las víctimas del terrorismo. El propio concejal llegó a pedir disculpas y agradeció a Irene Villa sus declaraciones: "agradezco no solo su generosidad ahora, sino sobre todo su dignidad representando a las víctimas del terrorismo tantos años", rezaba el escrito en Twitter.

ARKAITZ TERRÓN, ABSUELTO

   El abogado Arkaitz Terrón se ha visto obligado también a llegar a juicio como parte de la cuarta fase de la 'Operación Araña', una operación policial en la que siete internautas se han visto envueltos por delitos de enaltecimiento del terrorismo en redes sociales.

   En su caso, Terrón ha sido juzgado por publicar nueve tuits entre 2010 y 2016 que hablaban de Carrero Blanco, ETA o el Rey Juan Carlos, entre otros. El abogado se enfrentaba a 2 años de cárcel y su causa fue absuelta por la Audiencia Nacional.

   "Juan Carlos Primero, más alto que Carrero" es uno de los tuits por los que se le han acusado. Los jueces han apelado a la libertad de expresión, a la Ley de Memoria Histórica y han tenido en cuenta el contexto de los mensajes, entre otras cosas, para que Terrón saliera libre del juicio. "Los mensajes no enaltecen ni justifican el terrorismo, tampoco incitan, propician o alientan a la violencia terrorista, ni siquiera de manera indirecta, ni ponen en peligro a las personas, los derechos de terceros ni al sistema de libertades", se puede leer en la sentencia de los jueces Ramón Sáez y Manuela Fernández.

JORDI CLARA TURÓN, CONDENADO A UN AÑO DE PRISIÓN

Jordi Clara Turón fue otro acusado de enaltecimiento del terrorismo y humillación a víctimas del mismo a través de Twitter. Ha sido juzgado por hacer chistes sobre Irene Villa y por pedir la ilegalización de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, entre otras cosas.

   Su caso es algo diferente a los anteriores. Antes de que la Audiencia Nacional celebrara su juicio, el hombre aceptó un acuerdo con el Ministerio Público: se declaró culpable de todos los hechos, admitiendo que había sido el autor de los escritos, a cambio de un año de cárcel y siete meses de inhabilitación absoluta.

   "No por mucho madrugar, gora ETA militar" es uno de los tuits. Todas las publicaciones datan de entre 2011 y 2015, periodo de tiempo en el que acumuló más de 30.000 mensajes y casi 10.000 seguidores, por lo que el Ministerio Fiscal también ha tenido en cuenta la alta actividad de la cuenta en cuestión a la hora de formular el acuerdo.