Actualizado 30/06/2014 15:34 CET

El espeluznante experimento de Facebook debe hacerte reflexionar

MADRID, 30 Jun. (Carlos Hergueta/Portaltic) -

   Facebook realizó en 2012 un espeluznante experimento para probar hasta qué punto es capaz de influir en el estado anímico de sus usuarios. Eligió una muestra (casi 700.000 personas), se dedicó a alterar su 'feed' de noticias -sin avisarles previamente- para mostrar solo contenidos negativos y observó si eso tenía reacción en su estado de ánimo.

   Efectivamente, parece que así fue, ya que la gente con la que se experimentó tendía a ponerse más triste. Facebook es capaz de ver si estás más contento o más triste en función de lo que consumes, cómo navegas o lo que tú mismo compartes gracias entre otras cosas a los emoticonos y descripciones de estado que incorporó ya hace tiempo (ya sabes "menganito está entusiasmado -> carita sonriente"). Ahora, además, sabe que puede influir en cómo te sientes.

   La red social se ha disculpado, diciendo que la intención no era molestar a sus usuarios, sino hacer de Facebook un lugar mejor. Según ellos, "se preocupan por el impacto emocional de Facebook y la gente que lo usa". ¿No es bonito? Quizá, pero también bastante acojonante. Ni tus padres tienen esa capacidad de saber si estás triste o no y actuar en consecuencia.

   Es preocupante el tema y, especialmente, la falta de transparencia. Facebook ha actuado con una falta de ética absoluta al tratar de manipular así a sus usuarios, tal y como han criticado algunos expertos. Visto este caso, no sería descabellado pensar que la red social podría manipular conscientemente el estado de ánimo de sus usuarios para así dirigirles publicidad de forma mucho más efectiva y controlada. Por ejemplo, fomentar la tristeza y después anunciar "cursos de risoterapia"; o fomentar la lujuria y anunciar después páginas de contactos.

   Facebook, al igual que otras redes sociales, te va a utilizarte como un proveedor de datos y te van a convertir en el objetivo de su publicidad. Eso siempre será así en todo este tipo de servicios o comunidades gratuitas. Si no te gusta que lo hagan, borra tu cuenta, dedícale menos tiempo, no seas tan abierto a la hora de expresarte o, mejor aún, no te dejes influenciar tanto por las chorradas que comparten tus contactos. Debes de tener claro que tú eres la mercancía y lo vas a seguir siendo.

   Además, piensa que lo que lees en Facebook ni siquiera tiene por qué ser cierto:

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Para leer más