María Luz Morán, primera mujer propuesta para rectora de la UIMP: "Es una satisfacción agridulce"

María Luz Morán Calvo-Sotelo, nueva rectora de la UIMP
UIMP
Publicado 11/12/2018 17:25:53CET

   MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

   María Luz Morán ha mostrado su "orgullo" por ser la primera mujer propuesta para ser rectora de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), pero indica que se trata de una "satisfacción agridulce" porque "a estas alturas esto no debería ser noticia".

   Así lo ha expresado la catedrática de sociología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), en declaraciones a Europa Press, después de que haya sido propuesta por el Patronato de la UIMP para ser rectora. En los próximos días, el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, llevará la propuesta de nombramiento al Consejo de Ministros. De ser nombrada, se convertirá en la primera mujer en ser rectora de la UIMP, sustituyendo así a Emilio Lora-Tamayo.

   Además, según ha apuntado, convertirse en la primera mujer rectora de esta institución es "un plus de responsabilidad". "Habría que preguntarse qué es lo que ha pasado, con tantas excelentes profesoras, catedráticas e investigadoras que hay, para que, hasta ahora, nadie hubiera pensado en una mujer para rectora de la Universidad", dice. Con Morán ya serían siete las mujeres al mando de universidades públicas en España.

   En este sentido, opina que en España en las últimas décadas, la presencia de mujeres en cargos públicos no es algo "nuevo", pero sí reconoce que la visibilidad y su reconocimiento "han mejorado mucho la vida" de las mujeres. No obstante, añade que "todavía queda mucho trabajo por hacer".

   Una vez nombrada rectora, Morán espera formar pronto su equipo y "aterrizar" en la Universidad. Entre sus retos se encuentran: reforzar y ampliar los "puntos fuertes" de la UIMP, como aquellos relacionados con su "larguísima tradición" y "darle una nueva orientación estratégica".

   Según comenta, está "convencida" de que la Universidad no solo es "idónea" a la hora de afrontar retos relacionados con la formación continua de los jóvenes, sino que pone de relieve el papel de la Universidad como "un lugar para impulsar debates académicos e intelectuales sobre cuestiones que interesan a todos", es decir, convertirse en un lugar para "pensar de manera tranquila y razonada".

   "Otra cuestión fundamental es que la UIMP puede y debe jugar un papel muy relevante en difundir la investigación que se está haciendo en España, que es excelente", agrega la catedrática, que también aboga por realizar un "esfuerzo" en internacionalizar más la presencia de la universidad española en el extranjero.

   Preguntada sobre la pérdida de desprestigio motivada por los casos del máster de Cifuentes, Montón y Casado, defiende el papel histórico que ha tenido la educación superior en España. "Si hay algún factor que ha intervenido a mejor en España en los últimos 40 años es la universidad española, en concreto la universidad pública", asegura.

   De hecho, defiende que el nivel de formación académica-científica de los estudiantes españoles cuando se van fuera con becas como, por ejemplo, la Erasmus, "es absolutamente comparable al de otros países de nuestro entorno", pese a haber "algunos puntos oscuros o debilidades".

   En este aspecto, dice estar "absolutamente comprometida" con una gestión transparente y en "no perder de vista que los objetivos de excelencia académica e investigadora se tienen que mostrar". "Hay sucesos que nos han sonrojado a todos, pero son la excepción, no la norma", concluye.