Los profesores españoles consideran más importante mejorar la enseñanza de sus alumnos que aumentar sus salarios

Actualizado 20/06/2019 13:34:11 CET
La Junta modificará el currículo de Primaria, Secundaria y Bachillerato para reducir el fracaso escolar
EUROPA PRESS

   

La formación pedagógica y las prácticas en el aula son las asignaturas pendientes de los docentes españoles, según la OCDE

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS)

Los docentes de España consideran más prioritario reducir el número de alumnos de sus clases, ofrecer formación continua de alta calidad o apoyar a los estudiantes con necesidades educativas especiales que aumentar sus salarios, según el Estudio Internacional de la Enseñanza y el Aprendizaje (TALIS, por sus siglas en inglés) de la OCDE, que ha sido presentado a nivel internacional este miércoles.

El estudio, confeccionado con encuestas a unos 260.000 docentes y directores de centros de educación secundaria de 48 países de la OCDE, ha contado con la participación de 7.407 profesores y 396 directores españoles. Entre los asuntos que aborda el estudio están la formación de los docentes, sus prácticas profesionales, el clima escolar o sus relaciones con la comunidad educativa.

En el conjunto de los países que analiza el informe de la OCDE, la prioridad principal de los docentes es reducir el tamaño de las clases, algo que califican de gran importancia el 65% de los profesores consultados cuando se les pregunta a qué dedicarían los recursos económicos si pudieran incrementar el presupuesto educativo. Casi el mismo porcentaje, el 64%, consideran prioritario mejorar el salario de los docentes.

Sin embargo, en España son muchos más los profesores que consideran fundamental reducir el número de alumnos por aula, en concreto el 85%, mientras que menos de la mitad señala como algo prioritario aumentar sus sueldos. Antes que mejorar sus condiciones salariales, los docentes españoles consideran más importante ofrecer formación continua de alta calidad a sus estudiantes (el 65% de los encuestados) y apoyar a los jóvenes con necesidades educativas especiales (el 63%).

Las conclusiones del Estudio Internacional de la Enseñanza y el Aprendizaje de la OCDE dibuja el perfil del docente español, que tiene una media de 46 años, es mayoritariamente mujer, se lleva bien con los estudiantes (lo asegura el 96% de los encuestados) y tiene vocación por la enseñanza: para el 62%, la docencia fue su primera elección profesional, y el 89% la escogió para "influir en el desarrollo infantil o contribuir a la sociedad".

"Esto da una idea de que al profesorado español no se le puede achacar que venga a la profesión por comodidad personal. Demuestra que está motivado y comprometido con la mejora y el desarrollo de sus estudiantes, aunque a veces se les achaca otras motivaciones y comportamientos que los datos no avalan", ha reivindicado el secretario de Estado de Educación en funciones, Alejandro Tiana, en la presentación del informe TALIS este jueves en la sede del Ministerio en Madrid.

Para Tiana, que ha estado acompañado en la presentación por la responsable del programa de Educación y Competencias de la OCDE, la española Marta Encinas, las conclusiones del informe, que se elabora cada cinco años, ofrece una "radiografía" de la situación del profesorado en España que revela "avances positivos" y otros "a mejorar" como la formación inicial de los profesores, al escasez de personal de apoyo o el desarrollo de la profesión docente.

ACOSO ESCOLAR "MUY BAJO"

El secretario de Estado de Educación también ha subrayado la presencia de la mujer en la "feminizada" profesión de la enseñanza, resaltando que el porcentaje de profesoras en España se reduce en la educación secundaria (un 62%, por debajo de la media de la OCDE situada en el 68%), aunque el número de directoras de centros educativos en esta etapa educativa alcanza el 49% superando el 47% en el conjunto de países de la OCDE.

El 'número dos' de la ministra en funciones Isabel Celaá ha reconocido además el envejecimiento del profesorado español, como destaca el estudio de la OCDE: la proporción de docentes de más de 50 años ha aumentado en siete puntos porcentuales desde 2008, por lo que España tendrá que renovar tres de cada ocho profesores en la próxima década. Cifras que Tiana ha atribuido a los "recortes duros" en educación de los últimos años.

La responsable del programa de Educación y Competencias de la OCDE, Marta Encinas, ha señalado durante su intervención que España tiene un sistema educativo "sólido" donde el acoso escolar es "muy bajo". En ese sentido, el 96% de los profesores españoles que han participado en el estudio aseguran que "se llevan bien con los estudiantes" y sólo un 5% de los directores advierten de comportamientos de intimidación y acoso entre los jóvenes de sus centros.

ASIGNATURAS PENDIENTES

Sin embargo, Encinas ha enumerado varias de las asignaturas pendientes del profesorado español, como su formación pedagógica, las prácticas en el aula, la preparación para el uso de tecnologías TIC, el "estricto" currículum académico o las carencias de su carrera profesional. "Un profesor español llega el primer día al aula y 30 años después sigue en el mismo aula porque no se le permite ir más allá", ha criticado.

En cuanto a la formación inicial del profesorado, el informe TALIS concluye que sólo el 48% de los docentes en España han estudiado los contenidos propios de sus materias, así como la didáctica específica y general, un porcentaje muy por debajo de la meida de la OCDE, que se sitúa en el 79%. "Muchos profesores aseguran que el nivel de pedagogía en su formación fue escaso y habría necesitado más", ha explicado en la rueda de prensa, donde también ha cuestionado el tiempo que dedican los docentes españoles en "poner orden" en clase.

"No todo es bueno porque están dedicando cada vez más tiempo en poner orden en clase, y los profesores más jóvenes dedican más tiempo a la disciplina en el aula o a la burocracia que los más experimentados", ha expuesto la responsable del programa del programa de Educación y Competencias de la OCDE, que también ha calificado como anómala la mayor presencia de profesores novatos en los centros más complicados de gestionar.

"A los profesores principiantes se les asignan las escuelas con menos ventajas, más complejas, y en los países con experiencias de éxito se hace todo lo contrario: los profesores con más experiencia reciben incentivos para ir a esas escuelas", ha afirmado Encinas.

Para leer más