Los atuneros aseguran que el varamiento real de dispositivos de pesca FAD en playas es del 0,5% frente al 32% estimado

Dispositivo FAD para la concentración de atún en el Índico
OPAGAC
Publicado 26/09/2018 14:09:53CET

   MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La flota atunera española en las islas Seychelles asegura que el 0,5 por ciento de los dispositivos de concentración de peces (FADs, por sus siglas en inglés) queda varados en las playas y arrecifes, frente al 32 por ciento estimado inicialmente a partir de simulaciones, unos datos que según el sector van en la buena dirección para lograr el varamiento cero de los FAD.

   Los resultados del proyecto piloto FAD Watch, realizado por la flota atunera española en las islas Seychelles, en colaboración con la ONG Island Conservation Society (ICS) e instituciones oficiales del archipiélago, han sido presentados en el Grupo Científico sobre Ecosistema y Habitats de la Comisión de Atún del Océano Índico (CTOI) que se reúne en Sudáfrica.

   En concreto, los responsables del proyecto estiman que las tasas de varamiento podrían descender aún más en el futuro si se acometen mejoras en la comunicación en algunos atolones, que permitirían una intercepción más rápida y eficaz de los FAD antes de que queden varados.

   El estudio, realizado por AZTI, personal de ICS y la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (OPAGAC) tiran por tierra las estimaciones oficiales de varamiento en el archipiélago del Índico.

   Los datos apuntan que el porcentaje de varamientos estimado para 2016 fue del 0,8 por ciento, una tasa similar al del año 2017. Durante 2016 y 2017 un total de 19 FADs de OPAGAC encallararon frente a los 90 FADs de otras flotas.

   De estos 19, la organización ICS logró retirar 15, de los cuales cinco estaban en arrecifes de coral y el resto en playas o en zonas de arena y algas.

   Por ello, los responsables del proyecto apuestan por que flotas adscritas a otras Asociaciones de Armadores en este proyecto, junto a otras acciones contribuirían en gran medida a llegar al objetivo de varamiento cero que persiguen con este proyecto piloto.

   La iniciativa FAD Watch, puesta en marcha por los atuneros españoles, es la primera de estas características a nivel mundial que aprovecha la tecnología de las comunicaciones vía satélite de las boyas que acompañan a cada uno de los FADs para localizar su posición.

   Para su puesta en marcha, en el marco del proyecto los proveedores de este tipo de boyas (Satlink y Marine Instruments) han desarrollado una aplicación informática por la que los datos se reciben en tiempo real en la ONG ICS que se encarga del seguimiento y después, procede a la retirada y gestión del dispositivo hasta que es reciclado.

   Asimismo, hay un protocolo determinado para localizar un FAD con riesgo de varamiento que incluye dos alarmas, que se disparan cuando el dispositivo está entre cinco y tres millas náuticas de un arrecife o de una playa.

   El proyecto forma parte del Plan de Acción del Proyecto de Mejora de la Pesquería de OPAGAC en colaboración con WWF y constituye la primera iniciativa a nivel mundial de este tipo que promueve el sector pesquero, un gobierno, el de Seychelles, y una ONG para evitar el impacto de FADs en las costas.

   La iniciativa se puso en marcha en 2016 con la firma de un acuerdo de colaboración entre la patronal atunera española y la Autoridad Pesquera de Seychelles (Seychelles Fishing Authority), la Island Conservation Society (ICS) y la Island Development Company (IDC).

   El objetivo final de FAD Watch pretende promover las mejores prácticas de pesca a través de la prevención de acumulación de desechos marinos en áreas de interés ecológico y económico, así como reducir la captura incidental de especies sensibles, como tiburones, rayas, mantas, tiburón ballena y tortugas marinas, con el uso de dispositivos no enmallantes.

   En la actualidad, la flota atunera ha aumentado de forma progresiva el uso de FAD no enmallantes de modo que en la actualidad este tipo de dispositivos supone el 82,3 por ciento del total de estos dispositivos en 2017 frente al 33,7 por ciento de 2015.

   El director general de OPAGAC, Julio Morón, ha asegurado que los asociados a la organización creen "firmemente" en que el esfuerzo colaborativo entre instituciones, ONG y pescadores es "la base de la mejora de la gestión pesquera".

   Si bien, ha admitido que el sector es consciente también de que para que el proyecto logre su objetivo de varamiento cero, se requiere el esfuerzo de todos, en particular de aquellos que en la actualidad contribuyen al impacto de FAD en aguas de Seychelles pero no participan en esta iniciativa.