26 de febrero de 2020
 
Publicado 11/12/2019 19:37:13CET

El CSN busca mejorar la fiabilidad de las determinaciones de concentración de radón y reducir las exposiciones al gas

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha informado favorablemente este miércoles de la propuesta de actuaciones que llevará a cabo el organismo regulador en relación con el Plan Nacional contra el Radón, un gas radiactivo que puede provocar cáncer.

En este sentido, el trabajo del CSN se centrará en cinco actuaciones que buscan evaluar la exposición de la población al radón, promover la fiabilidad y la calidad de las determinaciones de concentración de este gas y reducir las exposiciones ocupacionales al mismo.

Para ello, el CSN desarrollará y actualizará el mapa del potencial de radón de España y coordinará e integrará los mapas del gas a escala regional o local. Además, estudiará las contribuciones a las dosis por radón del agua corriente y de los materiales de construcción.

Asimismo, organizará intercomparaciones periódicas de medida de la concentración de radón en el aire y validará y mejorará las estrategias de muestreo temporal utilizadas para comparar el promedio anual de concentración de radón y el nivel de referencia.

Por último, facilitará la aplicación de la Publicación 137 Parte 3 de la Comisión Internacional de Protección Radiológica (ICRP, por sus siglas en inglés) a la evaluación de dosis por radón en lugares de trabajo con condiciones extremas.

Dentro del Plan, el CSN participará también como colaborador en diversas actuaciones impulsadas por otros organismos. De manera complementaria al Plan Nacional, en España, la exposición ocupacional al radón está regulada, de manera genérica desde 2001, por el título VII del Reglamento de Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes (RPSRI).

Adicionalmente, en 2011, se emitió la Instrucción IS-33 del CSN, que aclaraba los niveles de referencia y las medidas de control a aplicar en caso de superación de estos.

Por otro lado, el Pleno del CSN también ha aprobado el acuerdo entre el regulador español y la Nuclear Regulatory Commission de Estados Unidos (USNRC) para la participación en el proyecto denominado Cooperative Severe Accident Research Program (CSARP).

Este programa de cooperación internacional, promovido por la USNRC, permite a sus miembros el acceso tanto a los resultados de los programas experimentales de investigación, como a los códigos de cálculo desarrollados en el campo de los accidentes severos por la USNRC.

Por último, el Pleno ha dado el visto bueno también al establecimiento de un convenio entre el CSN y la Universidad de Cantabria sobre un proyecto de modelación y simulación de incendios en centrales nucleares.