Publicado 17/06/2020 19:27CET

Vox pide la devolución al Gobierno de la Ley de Cambio Climático por "supervivencia nacional"

La vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la rueda de prensa del consejo de ministros
La vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la rueda de prensa del consejo de ministros - EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Europa Press

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Vox ha registrado en el Congreso una enmienda a la totalidad del proyecto de ley de Cambio Climático para su devolución al Gobierno, al considerar que se trata de un texto que no es compatible con "la auténtica emergencia económica y social a la que se enfrentan los españoles" y, por tanto, pone en peligro la "supervivencia nacional".

Esta norma, aprobada en el Consejo de Ministros del pasado 19 de mayo, establece que España debe alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050, para entonces, el sistema eléctrico habrá de ser cien por cien renovable. Además, el proyecto legislativo marca una senda con pasos intermedio, como alcanzar en 2030 una rebaja de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) del 20 por ciento respecto a 1990.

El documento registrado por Vox, recogido por Europa Press, alega que el Gobierno quiere, con esta norma, "transformar radicalmente" la economía, la sociedad y "hasta el modo de vida de los españoles". "Se habla de la necesaria implicación de la ciudadanía en la transición energética", denuncia Vox en la enmienda.

La formación no se fia de unos objetivos de recucción de la contaminación que no han sido revisados por nadie, ya que se enviaron a la Comisión Europea, según apuntan, durante el estado de alarma, y que no tienen en cuenta las "nuevas circunstancias derivadas de la crisis" del coronavirus. Así, indica Vox, están hechos "para ser más verdes que nadie", pero sin tener en cuenta "consideraciones energéticas", como la seguridad del suministro, la competitividad de las empresas y el bienestar de los ciudadanos.

Tampoco le gusta a Vox el "intervencionismo activo" del Estado en la vida económica y el "brutal" incremento del gasto público que supondrá. En concreto destacan que, según recoge el propio proyecto de ley de Cambio Climático, serán necesarios 200.000 millones de euros para alcanzar las metas establecidas. No está de acuerdo, además, con las previsiones que determinan que esta norma supondrá un aumento del PIB y un crecimiento neto del empleo de hasta 350.000 personas. Al contrario, Vox cree que la medida tendrá "efectos adversos en la inversión, el consumo, el empleo y en la competitividad económica española".

UNA PREOCUPACIÓN "RECIENTE" DE LA IZQUIERDA

Para la formación, la preocupación de la izquierda por la transición ecológica es "muy reciente" y cree que se interesa ahora por ella porque otras problemáticas como las relacionadas con la pobreza, "la opresión de género" o la "discriminación racial" ya "esán superadas" o son "residuales". "En la España contemporánea se ha buscado en la emergencia climática una nueva excusa para el dirigismo", apunta Vox en el texto registrado, en el que también califica el "alarmismo climático" como "nueva religión".

En este sentido, asegura que deja "la ciencia para los científicos" y, aunque apunta que "carece de posición propia" sobre temas climáticos, cree que el debate "no está cerrado", por lo que le parece "irracional" asumir "como artículo de fe" el "paquete climático-catastrofista" del Gobierno en su totalidad.

Así, considera que el proyecto de ley de Cambio Climático, junto con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, "pretenden imponer una transformación radical del modelo productivo español sin acompasar su ritmo y objetivos de política energética, ni a la nueva realidad surgida tras la crisis del Covid19, ni a los avances tecnológicos que con toda seguridad surgirán".

El partido que preside Santiago Abascal, también denuncia la "hostilidad" declarada del Ejecutivo en esta ley a los combustibles fósiles que, a su juicio, "va a poner en seria dificultades" a la industria automovilística en España y el intento del Gobierno de terminar con la energía nuclear. Lo considera, según apunta en la enmienda, una ruptura con la "racionalidad científica" y el "realismo económico".