Actualizado 09/12/2007 14:47 CET

Benedicto XVI lamenta la mentalidad "materialista" que preside la época navideña

VATICANO, 9 Dic. (EP/AP) -

El Papa Benedicto XVI criticó hoy de nuevo el "desafortunado" espíritu "materialista" que domina las celebraciones navideñas, en un breve discurso pronunciado desde su estudio privado a los peregrinos concentrados en la Plaza de San Pedro.

"La forma de vivir y percibir las Navidades sufre a menudo y de forma desafortunada" al ser percibida desde "una mentalidad materialista", explicó el Sumo Pontífice.

Benedicto XVI continuaba así la crítica contra el consumismo que comenzó a formular ayer, al denunciar la "corrupción del amor" de la que hoy en día son "víctimas fáciles" los adolescentes, jóvenes e incluso niños, que "engañados por adultos sin escrúpulos" acaban convirtiendo su propio cuerpo en "objeto de consumo".

El Papa acusó a algunos "adultos sin escrúpulos" que, "mintiéndose a sí mismos y a los jóvenes, les atraen hacia el callejón sin salida del consumismo", especialmente en lo que concierne a las "realidades más sagradas, como es el cuerpo humano, templo de Dios, del amor y de la vida", que acaba convirtiéndose "en un objeto de consumo", y esto "cada vez más pronto, ya en la preadolescencia".

"Qué tristeza cuando los jóvenes pierden la admiración y el encanto que producen los sentimientos más bonitos, el valor del respeto al cuerpo, manifestación de la persona y de su insondable misterio", lamentó.