Actualizado 16/06/2007 18:31 CET

Detienen a cinco personas acusadas de distribuir heroína en Cantabria

SANTANTER, 16 Jun. (OTR/PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil de Cantabria detuvieron a cinco personas -tres mujeres y dos hombres- acusadas de distribuir heroína en zonas de Camargo y Astillero. En esta última localidad se precintó un bar por orden judicial al que acudían frecuentemente dos de los sospechosos y donde, según pudieron comprobar los agentes, sus responsables, un hombre y una mujer, vendían hachís.

La operación a la que han denominado 'Musolas' se inició hace ya dos meses cuando la Guardia Civil emprendió una investigación de dos personas de las que se sospechaba que vendían heroína en las localidades cántabras de Muriedas y Astillero, a raíz de que se comprobara que los sospechosos realizaban numerosas salidas de su domicilio para contactar con otras personas a las que entregaban pequeños objetos a cambio de dinero.

Los agentes encargados de la investigación observaron también que uno de ellos se trasladaba frecuentemente hasta Santander, donde presuntamente adquiría la droga que posteriormente vendían, y que ambos acudían frecuentemente a un bar de Astillero donde supuestamente, sus responsables vendían hachís, y donde se piensa que los sospechosos realizaban sus ventas. La Guardia Civil llegó a esta conclusión tras comprobar que cuando los acusados se encontraban dentro del local acudían al mismo personas que permanecían muy poco tiempo en su interior y que, por tanto, eran los compradores de la droga.

CASI 1.150 DOSIS

En consecuencia, los agentes de la Benemérita dispusieron el pasado jueves un control en el domicilio de los sospechosos en Muriedas y fue por la tarde cuando estos fueron interceptados y trasladados a dependencias policiales. Asimismo, se llevó a cabo un registro en su domicilio y en el de otra mujer de Astillero que también estaba siendo investigada así como en el bar de la localidad donde presuntamente se vendía hachís.

En los registros realizados se intervinieron alrededor de 115 gramos de heroína, 120 gramos de marihuana, 5 gramos de hachís, 14 botes de metadona, dos fármacos, 7 teléfonos móviles, una balanza de precisión, un molinillo con restos de heroína, y dinero. La Guardia Civil aseguró que con la heroína que poseían los detenidos podrían haberse obtenido casi 1.150 dosis alcanzando en el mercado un precio total de 11.000 euros. Además, fuentes del Cuerpo destacaron que gracias a la operación se ha erradicado la distribución de heroína en las zonas de Camargo y Astillero.