Publicado 13/09/2018 18:10

El escrito ratificado hoy por Willy Toledo ante el juez pide "archivar la causa" e invoca la "libertad de expresión"

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

El actor Willy Toledo, que ha comparecido este jueves 13 de septiembre ante el Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid acusado de un delito de ofensa a los sentimientos religiosos, se ha negado a responder a las preguntas del juez, el fiscal y la asociación de Abogados Cristianos, limitándose a ratificar un escrito presentado por su abogado. En este texto, al que ha tenido acceso Europa Press, el investigado pide "el archivo de la causa" amparándose en el derecho a la "libertad de expresión" y de "sátira".

"He decidido no comparecer voluntariamente a declarar en calidad de investigado, por cuanto no he cometido delito alguno, y me he limitado a ejercer la libertad de expresión, realizando la sana crítica política, con un evidente sentido satírico, lo que se aprecia con la simple lectura de los textos en el contexto en que son realizados, sin que sea necesario para ello que se me someta a interrogatorio alguno", subraya el acusado en el escrito que ha ratificado este jueves ante el juez.

Este texto fue presentado el pasado 18 de abril cuando Willy Toledo había sido citado a declarar como investigado y decidió no presentarse por considerar que no había cometido "delito alguno". Este jueves, su abogado, Endika Zulueta, ha preguntado a su cliente durante la vista si ratificaba este texto a lo que el actor ha accedido.

En el escrito, se recogen las declaraciones que Toledo vertió en la red social Facebook en las que insultaba a Dios y a la Virgen: "Me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María".

Toledo defiende que la expresión la utilizó "en el contexto de una crítica política sobre una decisión judicial en Sevilla", en concreto, la del Juzgado de Instrucción número 10 de la capital hispalense que ha decidido abrir juicio oral por un presunto delito contra los sentimientos religiosos contra las tres mujeres investigadas por la denominada "procesión del Coño Insumiso".

A raíz de esta publicación, la asociación Abogados Cristianos denunció al actor por considerar que constituía un delito de ofensa a los sentimientos religiosos, lo que dio lugar a la apertura de diligencias.

Tras no presentarse hasta en dos ocasiones a la cita para declarar ante el juez por esta causa, Toledo fue detenido este miércoles y ha pasado la noche en los calabozos de la Comisaría de Moratalaz, desde donde ha sido trasladado directamente hasta los Juzgados de Plaza de Castilla esta mañana para que no pudiera volver a eludir presentarse ante el juez por tercera vez.

El actor ha quedado en libertad provisional sin fianza y sin medidas cautelares, mientras continúa la investigación.

Más información