El fin de semana deja siete muertos por incendios en viviendas en España, según AESPI-Tecnifuego

Cádiz.- Sucesos.- Al hospital a un varón afectado por inhalación de humo tras un
BOMBEROS DE CÁDIZ
Publicado 04/03/2019 12:07:08CET

   MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El fin de semana se ha saldado con siete fallecidos por incendios en viviendas, según Tecnifuego, que reclama incrementar las medidas de prevención.

   En concreto, han fallecido cuatro personas en Barcelona, una en Madrid, una en Benidorm y una en Orihuela (Alicante). En total, desde el mes de noviembre de 2018 hasta febrero de 2019 han fallecido 55 personas en incendios en España.

   La cifra indica que el riesgo por incendio es una de las principales causas de muerte en la vivienda y la asociación reclama cambios en la legislación y una gran campaña de concienciación, medidas que han permitido reducir el número de muertes "notablemente" en países del entorno.

   El último informe completo de víctimas por incendios es de 2017, realizado por la Fundación Mapfre y la Asociación Técnicos de Bomberos y señala que en ese año se produjeron 184 muertes en España. De estas, 144 se produjeron en la propia vivienda, un 8,3 por ciento más que el año anterior. Se trata de los peores datos desde 2005.

   Entre las causas, según Tecnifuego, la electricidad estuvo detrás del 18 por ciento de los incendios en el hogar; el 15 por ciento por mal estado de las instalaciones, sobrecargas, mal uso de aparatos; seguido por los aparatos de calefacción: radiadores, chimeneas y braseros.

   El salón sigue siendo la dependencia de la vivienda en la que se origina el mayor número de incendios, seguida del dormitorio y la cocina. Los datos indican que las personas más vulnerables a los incendios son los ancianos, a partir de los 80 años.

   Según se incrementa la edad, aumenta de manera progresiva la ratio de fallecidos por millón de habitantes.

   Durante los seis meses fríos del año es cuando se originan el 64 por ciento de las víctimas mortales, y el peor mes fue enero, en el que 24 personas perdieron la vida.

   Por comunidades autónomas, las de mayor índice de víctimas mortales son Navarra, con un ratio de 6,1 fallecidos por millón de habitantes; Extremadura (5,6), Comunidad Valenciana (5,2), País Vasco (4,1) y Andalucía (4,1).

   La asociación considera que las Administraciones tienen que contribuir con una campaña que respalde la protección y ayude a interiorizar la necesidad de instalar aparatos de protección contra incendios (PCI), así como, en el ámbito regulatorio, hacer cumplir con las nuevas obligaciones que ha incluido el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios (RIPCI) en los edificios de vivienda.

   Tecnifuego recuerda que la legislación obliga a que las comunidades de vecinos pasen obligatoriamente cada tres meses una revisión de los aparatos contra incendio instalados en los lugares comunes de un edificio de viviendas: descansillos, trasteros, sala de calderas o garajes.

   Esta revisión trimestral de los equipos debe constar en Acta (toda la información en el RIPCI), y debe hacerlo la propia comunidad de vecinos o bien encargarlo a una empresa de mantenimiento habilitada.

   Las actas deben ir firmadas por el responsable de la comunidad y por quien haya realizado la revisión y conservarse, al menos cinco años a disposición de los servicios de inspección de la comunidad autónoma.

   Además, en los aparcamientos de más de 500 metros cuadrados se contempla una inspección por organismo de control (OC) de los equipos de contra incendios, y atendiendo a la periodicidad recogida en el apartado inspecciones del RIPCI.

   Otras exigencias contemplan la vida útil de los equipos, es el caso de los detectores, mangueras de boca de incendio equipada y de la señalización fotoluminiscente (evacuación, salida de emergencia y señalización de los equipos de PCI). Es además necesario instalar un alumbrado de emergencia (para caso de fallo de alumbrado normal).

Contador

Para leer más