Actualizado 29/04/2007 20:58 CET

Fraga cree que es el momento de reformar la cuestión sucesoria porque "no genera problemas"

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS)

El que fuera uno de los 'padres' de la Constitución de 1978 y ahora senador del PP, Manuel Fraga, señaló hoy que el nacimiento de la segunda hija de los Príncipes de Asturias ha generado un escenario en el que "no crea problemas de ninguna clase" el acometer la reforma del artículo que establece la preferencia de los varones en la línea sucesoria a la Corona española, y por ello, consideró que "efectivamente, sería el momento de realizarla".

En declaraciones a Europa Press Televisión, Fraga añadió que ésta es una cuestión "que está en la sociedad" y que en el debate público se estima como "algo conveniente", sobre todo después de que tuviese lugar el anuncio del segundo embarazo de la Princesa Letizia.

Por otro lado, el presidente fundador del Partido Popular señaló que "sería bueno" que al mismo tiempo que se emprende esta reforma se pongan en marcha otras modificaciones constitucionales apuntadas en el dictamen del Consejo de Estado y que "también están paradas", aunque destacó que no sería necesario que todas fuesen "a la misma velocidad".

A esa tesis se suma el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Nacional a Distancia (UNED), Antonio Torres, quien considera conveniente reformar "cuanto antes" la Constitución en lo referente a la preferencia del varón en la línea de sucesión al trono.

"Hasta ahora la naturaleza está jugando a favor porque están naciendo niñas pero en cualquier momento puede anunciarse el nacimiento de un infante y dar lugar a controversias en la sucesión a la Corona" advirtió hoy, después del nacimiento de la segunda hija de los Príncipes de Asturias.

Según Torres, la "controversia" podría tener lugar si se espera demasiado para reformar la Constitución y se cambia después de que haya nacido un heredero. En su opinión, ello podría ser interpretado por "algunas personas" como una "desposesión de los derechos" del heredero varón.

En declaraciones a Europa Press Televisión, explicó que el procedimiento para cambiar la Constitución "es complejo" y "tardará en materializarse no menos de diez meses".

El catedrático recordó que, al ser la nueva infanta una niña, "el nacimiento no altera el orden sucesorio actual". "El primer puesto en el orden sucesorio lo ocupa Don Felipe; el segundo, la Infanta Leonor; el tercero, la recién nacida, y después, ya las otras líneas sucesorias: doña Elena de Borbón y sus hijos, y después, doña Cristina de Borbón y sus hijos", recordó.

LA OTRA TESIS

Sin embargo, el catedrático reconoció que su razonamiento no es "mayoritario" y la tesis que "se va abriendo paso en los ámbitos oficiales" sostiene que, "en cada momento histórico, sólo hay una persona que tiene derecho sucesorio, y en este momento concreto corresponde al Príncipe de Asturias", indicó.

"A partir de él, todas las personas de la familia real española que pudieran tener o estar incluidas en el orden sucesorio tienen expectativas de derecho, pero las expectativas de derecho cuajan o no cuajan y dependen de muchas circunstancias", aclaró.

Por tanto, según los que defienden esta tesis, como "ni la Infanta Leonor ni la infanta recién nacida, ni un posible infante que nazca más tarde tienen propiamente derechos" no hay vulneración del principio de los derechos adquiridos ni efectos retroactivos de la reforma.

No obstante, el catedrático de Derecho Constitucional concluyó que ninguna de las tesis, ni la de los que defienden los derechos adquiridos ni la de los que defienden que en caso de nacer hijo varón se cambiaría la sucesión, "es unánime" y, por tanto, lo "preferible" es "evitar la controversia".