Un herido en el robo a la joyería denunciará a la Policía que lo detuvo

Actualizado 03/10/2011 15:54:08 CET

ALICANTE, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

Uno de los heridos en el tiroteo registrado este sábado durante el atraco a una joyería en pleno centro de Alicante denunciará por trato vejatorio a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que le detuvieron al confundirle a él y a un amigo con miembros del grupo de atracadores, según han explicado a Europa Press los dos afectados, Fernando Guzmán y José Luis Ortega.

Los dos jóvenes circulaban este sábado con su vehículo por la avenida de Alfonso X El Sabio de Alicante en el preciso momento en el que los atracadores y la Policía iniciaron un tiroteo, y uno de los disparos alcanzó a Fernando Guzmán en la muñeca. Los jóvenes consiguieron huir hasta la plaza de Luceros, donde fueron socorridos por agentes de la Policía Local.

Los propios agentes solicitaron la asistencia de una ambulancia que los trasladó de urgencia al Hospital de San Juan para recibir atención médica. No obstante, varios miembros de la Policía Nacional se personaron en el hospital y, según su versión, les detuvieron al pensar que tenían relación con el atraco.

Los agentes irrumpieron en la sala de radiología donde atendían a al herido y presuntamente le golpearon y esposaron en el suelo. "Nos tiraron el suelo, me chafaron la cabeza contra la pared, me pegaron, las esposas me las pusieron justo encima de la bala que tenía alojada en la muñeca", ha relatado el herido. Acto seguido, supuestamente hicieron lo mismo con su compañero, según han explicado ambos.

Los jóvenes fueron trasladados a la Comisaría de Policía, donde los agentes los sometieron a un interrogatorio para tratar de esclarecer su presunta relación con el robo, en el transcurso del cual, aseguran los afectados, que fueron objeto de "insultos y risas" por parte de los agentes.

Pasada la una de la madrugada del domingo, a los jóvenes se les informó de que podían marcharse, "sin darles ninguna explicación ni disculpa" sobre lo ocurrido. "Lo peor fue recibir ese trato y saber que mi amigo tenía la bala en la muñeca", ha lamentado José Luis Ortega en declaraciones a Europa Press. Posteriormente, volvieron a ir a Urgencias para ser atendidos.

Por ello, los dos jóvenes han acudido en la mañana de este lunes a los juzgados para denunciar el presunto trato vejatorio recibido, si bien, han optado por poner el asunto en manos de un abogado que redactará un escrito de denuncia "en condiciones" y lo presentará formalmente en su nombre previsiblemente este martes.