Inmigración.- El Gobierno "descarta" un nuevo proceso de regularización ya que "hoy se controlan mejor las fronteras"

Actualizado 20/10/2007 15:55:01 CET

CÁDIZ, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó hoy que la cifra de inmigrantes ilegales en España "ha bajado" mientras que la de repatriaciones "ha subido", por lo que "descartó" que el Gobierno vaya a emprender un nuevo proceso de regularización "como el que se tuvo que hacer, dado que hoy se controlan mucho mejor las fronteras".

Antes de participar en un acto político preelectoral en Cádiz, Rubalcaba se mostró "prudente" a la hora de valorar el proyecto de ley sobre inmigración de Francia, que plantea la regularización de aquellos inmigrantes que residan en territorio francés y puedan demostrar que tienen un puesto de trabajo.

"Todos los países de Europa han hecho en algún momento un proceso de regularización" --argumentó-- y en España se llevó a cabo porque "existían más de medio millón de personas trabajando sin derechos ni deberes y había que sacar a esas personas que estaban trabajando en España de la ilegalidad y pasarlas a la legalidad".

En este sentido, Rubalcaba subrayó que los esfuerzos del Ejecutivo se centran ahora en "controlar, con pasos ciertos, la inmigración", con medidas que "están dando buenos resultados" y aludió a la repatriación, anoche, de "un grupo numero" de inmigrantes ilegales senegaleses.

Se trata de una medida que "se hace con cierta frecuencia" con el objetivo de "lanzar un mensaje a las mafias", que "deben saber que no pueden engañar a quienes traen ilegalmente a España, porque el que entra ilegalmente, lo más probable es que vuelva por donde entró".

Asimismo, incidió en que los ciudadanos de Senegal, Mauritania y Marruecos deben saber de las fórmulas que existen para entrar legalmente en España, "que las hay". "Se trata de un mensaje duro, pero vamos a seguir funcionando así", sentenció.

Finalmente, Rubalcaba se refirió a los "buenos datos" que se están registrando en esta materia tanto en Canarias como en el Estrecho, por lo que concluyó que "el mejor control de las fronteras" descarta un proceso de regularización "como el que tuvimos que hacer porque el PP dejó entrar masivamente a un número importante de ilegales, que las propias cifras de la regularización atestiguan".