IU dice que la pérdida de subvenciones que recoge la Ley de Memoria, es un estímulo para que la Iglesia retire símbolos

Actualizado 09/11/2007 22:41:53 CET

San Emeterio afirma que lo más inmediato en Toledo será abordar la situación de las 25 fosas comunes que existen en la ciudad

TOLEDO, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, dijo hoy que la enmienda introducida a la Ley de la Memoria Histórica que regula la normativa en el caso de las iglesias tendrá que ser desarrollado por reglamento "pues la ley solo manifiesta una voluntad y un mandato general", pero será un "estímulo muy importante para que la actual jerarquía eclesiástica retire los símbolos".

Así se expresó el líder nacional de la federación de izquierdas a preguntas de los medios durante la rueda de prensa que ofreció antes de impartir una charla sobre dicha normativa.

Puntualizó que la Ley de Patrimonio no diferencia entre el histórico y el histórico religioso, "por tanto quien tiene patrimonio histórico y es objeto de una subvención tendrá que responder como prevé la ley, si mantiene placas franquistas".

"Estoy convencido de que tanto CIU, como PSOE han intentado con esa enmienda diluir el mandato que se le da a las asociaciones privadas y la iglesia católica. Pero el mandato sigue integro y por tanto las administraciones públicas han de hacer un catálogo y retirar todos los símbolos franquistas, algo que deberán hacer las organizaciones privadas que tiene misma orientación", ya que según Llamazares si las desoyen verán afectadas sus subvenciones, y esto será un "estímulo muy importante para que la actual jerarquía eclesiástica los retire".

MEJORA LA CALIDAD DEMOCRÁTICA.

El coordinador general de IU defendió que esta ley no ha realizado en "clave de pasado, sino de futuro porque mejora la calidad de la democracia española, pues ha vivido un periodo en el que se confundían el perdón y la reconciliación, absolutamente necesarios, con el olvido", algo que calificó "de muy negativo".

Según Llamazares a partir de esta ley "comenzamos una nueva etapa en la democracia, la etapa de la memoria democrática, recuperando los antecedentes de la Republica, de la lucha antifranquista y la transición, para profundizar en la calidad democrática de nuestra memoria".

"Hasta ahora la memoria oficial, y la de nuestras calles seguía siendo o franquista o ecléctica" dijo el líder de IU, quien defendió que esa "equidistancia es negativa y lo importante es recuperar mediante esta ley la memoria democrática de este país, y reconocer a los luchadores por la democracia, y condenar el franquismo y sus procedimientos legales y judiciales que se consideran ilegítimos y se apartan radicalmente del sistema legal".

"Hubiéramos deseado ir más allá pero hemos ido tan lejos como hemos podido, más lejos que nunca desde la transición" aseveró Llamazares, que aunque lamentó que la elaboración de esta normativa se haya retrasado en exceso, "nos homologa con democracias europeas".

FOSAS COMUNES EN TOLEDO.

Por su parte el concejal del Ayuntamiento de Toledo, Aurelio San Emeterio, defendió que IU Toledo lleva mucho tiempo trabajando en este asunto, pero lo más inmediato será abordar la situación de las 25 fosas comunes que existen en la ciudad, para lo que se ha creado una Mesa de trabajo.