Publicado 10/02/2021 14:38CET

Las lluvias se irán debilitando para dar una tregua con un fin de semana de cielos poco nubosos y temperaturas templadas

Lluvia en Barakaldo, en Bizkaia
Lluvia en Barakaldo, en Bizkaia - EUROPA PRESS

   MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo sistema frontal llegará este jueves por el noroeste y dejará lluvias a su paso de oeste a este de la Península, también el viernes, pero poco a poco estas precipitaciones se irán debilitando y se espera una tregua de paraguas este fin de semana que también estará marcado por las temperaturas suaves, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

   El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado que el sistema frontal llegará este jueves y dejará precipitaciones en Galicia, Asturias, oeste de Castilla y León y norte de Extremadura mientras que el viernes avanzará hacia el este peninsular y afectará al Cantábrico, centro y este de Castilla y León, norte de Madrid, este de Castilla-La Mancha, norte de Extremadura y en los Pirineos.

   La cota de nieve estará "bastante alta" al principio del día pero el viernes, al final, caerá hasta los 1.500 metros en Pirineos.

   Así, Del Campo precisa que estos días las lluvias serán débiles en general excepto en el extremo occidental de Galicia el jueves y, en el Cantábrico oriental y Pirineos el viernes. También los vientos soplarán con menor intensidad que en los últimos días y llegarán del oeste y del suroeste.

   El viento el jueves rolará a noroeste y el viernes soplará con algo de fuerza en el nordeste peninsular, con cierzo y tramontana ese día, lo que hará descender las temperaturas nocturnas.

   De hecho, espera que en el nordeste peninsular se produzcan heladas algo intensas en el área de los Pirineos, aunque las mínimas, al igual que las diurnas, subirán en el resto del país.

   Esta subida el jueves puede ser de hasta 6 u 8 grados centígrados (ºC) en la mitad norte y en Andalucía, lo que se considera un ascenso térmico notable. En concreto, prevé que se superen los 20ºC a orillas del Cantábrico, del área mediterránea, en la depresión central del Ebro y Andalucía el jueves.

   El viernes bajarán de forma suave las temperaturas en general excepto en el Cantábrico, donde el descenso será más acusado porque rolarán los vientos del sur al noroeste.

   En todo caso, el portavoz destaca que seguirán siendo temperaturas por encima de la media para estas fechas.

   De cara al fin de semana, prevé que predominen los cielos poco nubosos y el tiempo estable y entrarán vientos de levante con carácter húmedo que harán aumentar la nubosidad en el Mediterráneo. Allí dejarán algunas lluvias débiles en general en el este de Cataluña, sobre todo en su litoral, así como en el litoral de la Comunidad, Valenciana y puntos de Baleares, sin descartar que puedan caer "cuatro gotas" en el área del Estrecho.

   En el resto de España durante el fin de semana predominarán los cielos poco nubosos aunque se formarán nubes bajas y bancos de niebla en el interior de la mitad norte, sobre todo en el valle del Ebro a últimas horas del domingo.

   Asimismo, el extremo de un sistema frontal podría dejar precipitaciones en el oeste de Galicia mientras en el resto los cielos estarán poco nubosos. Los vientos serán flojos excepto en el Estrecho y en el litoral de Galicia, donde soplarán con algo más de intensidad.

   El fin de semana las noches serán más frías y se producirán heladas en la meseta norte y en los páramos de la zona centro. Allí las temperaturas podrían bajar hasta 2 a 4 grados centígrados bajo cero e incluso serán heladas algo más intensas en el este de la provincia de Guadalajara y en y en el oeste de la provincia de Teruel, donde de día incluso estarán por debajo de -5ºC.

   En cambio, las temperaturas subirán con un ambiente en general bastante suave. Del Campo espera que las máximas en el interior de la mitad norte estén entre 10 y 15ºC. También en el área cantábrica y cuenca del Ebro, los termómetros estarán entre los 15 y los 20ºC, igual que en la zona centro y en la mitad sur peninsular.

   De hecho, espera que se superen los 20ºC en la Comunidad Valenciana Región de Murcia y Andalucía.

   No obstante, espera que "la excepción" a esta subida de las temperaturas estará en el Mediterráneo, sobre todo en el norte del área mediterránea, especialmente en Cataluña, donde incluso bajarán a consecuencia de los vientos del este y a una mayor nubosidad en esa zona.

PRÓXIMA SEMANA

   De cara a la próxima semana el portavoz ha pronosticado que comenzará con algo de incertidumbre en el pronóstico, aunque en principio lo más probable es que dominen las altas presiones centro europeas sobre la Península Ibérica y los frentes asociados a borrascas atlánticas tan solo rozarán el noroeste.

   No descarta que estos frentes puedan penetrar algo más al interior de la Península pero, en cualquier caso, lloverá en Galicia. Si los frentes solo rozan el norte afectarán al extremo noroccidental mientras en el resto del país predominarán los cielos poco nubosos en general, con algo de nubosidad y lluvias débiles en el Mediterráneo el lunes y el martes.

   Del Campo expone que de momento el segundo supuesto --que entren más los frentes-- es menos probable y, en ese caso, las lluvias afectarían a otras zonas del norte y oeste del país y serán algo más generales, aunque no llegarán al sureste peninsular.

   Las temperaturas experimentarán altibajos la próxima semana y se mantendrán en valores superiores a los normales para esta época.

   Por último, el portavoz adelanta que a partir del miércoles "se impondrá ya con más seguridad" el tiempo anticiclónico y sin apenas lluvias en toda España, excepto en algunos puntos del oeste peninsular donde no se pueden descartar algunas precipitaciones. Las temperaturas volverán a subir, sobre todo en las regiones mediterráneas y en el archipiélago canario.