Miles de personas se manifiestan para exigir al Gobierno valenciano el pago que se adeuda a personas con discapacidad

Manifestación Contra Los Impagos A Los Discapacitados
EUROPA PRESS
Actualizado 11/10/2012 15:48:57 CET

VALENCIA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Miles de personas se han manifestado este jueves en Valencia para exigir al Gobierno valenciano el pago de los más de 15 millones que adeuda a las personas con discapacidad y que han puesto a la "inmensa mayoría de estas entidades al borde del colapso".

Así, convocados por la Mesa por la discapacidad, integrada por FEAPS, FEAPS y COPAVA, se han concentrado frente a las Cortes, donde han entregado un escrito con sus reivindicaciones al presidente de la institución Juan Cotino, y a todos los grupos, y posteriormente se han dirigido a la Plaza de la Virgen de Valencia, donde los actores Lola Moltó y Domingo Chinchilla han leído un comunicado.

Entre los manifestantes, unos 6.000 según la organización, se encontraban el síndic del PSPV-PSOE, Antonio Torres, la portavoz de grandes eventos del grupo parlamentario socialista, Eva Martínez, los portavoces de Compromís Enric Momera y Mónica Oltra, o la síndic de EU, Marga Sanz, entre otros políticos, además de representantes sindicales.

Los manifestantes llevaban ataúdes y esquelas por la "defunción" de la atención a la discapacidad, así como pancartas en las que se leía: 'Vuestros recortes me acortan la vida', del Bienestar General al malestar general', 'Dignidad y respeto para el sector de las personas con discapacidad', 'Dónde está el dinero presupuestado?', 'si el que paga descansa. descansad ya!, 'No a los recortes sociales', 'Queremos dignidad' o 'Sois la prima de riesgo del sector de la discapacidad. Pagad ya'.

En el comunicado, se advierte de que la deuda del Consejo, que asciende a más de 15 millones sólo por parte de la Consejería de Bienestar Social, más que los que les adeuda las de Educación, Sanidad o Empleo, están produciendo "una situación insostenible en el sector de la discapacidad". Así, señalan que ya no se puede pagar las nóminas de los trabajadores, ni adquirir productos básicos, ni pagar a los proveedores, no hacer frente a las obligaciones tributarias.

MERMA EN LA CALIDAD

Todo ello, alertan, "está mermando la calidad de los servicios elementales prestados en la atención a la personas con discapacidad y puede acabar abocando a la desaparición de miles de plaza de atención en centros de personas con incapacidad y a miles de puestos de trabajo de personas con y sin discapacidad vulnerando de esta manera sus derechos más básicos".

Por ello, piden a las Cortes que apoyen sus peticiones y exijan al Consejo no sólo que se pague lo que se adeuda, sino que "se establezca una forma de financiación estable y suficiente que permitan el normal funcionamiento de los centros".

Asimismo, recalcan que van a "permanecer unidos" en estas circunstancias de extrema dificultad que suponen "una flagrante vulneración de los derechos" recogidos en la Constitución Española y en sentido ha recalcado que lo que reclaman "no es sólo dinero, sino una cuestión de derechos y de inclusión social".