Muere Salva, el sintecho de la Plaza de Colón que no pudo hacer frente al frío de estos días

Portal de la calle Génova donde vivía Salva, sintecho madrileño
Portal de la calle Génova donde vivía Salva, sintecho madrileño - BOKATAS
Publicado: sábado, 7 enero 2017 17:00

MADRID, 7 Ene. (EDIZIONES) -

Salva, que vivía desde hace más de 8 años en las calles de Madrid, falleció la noche del 2 de enero donde dormía, en el recoveco que la Torre de Colón, C/ Génova 2. Una neumonía, unida al desgaste físico y psicológico de vivir en la calle, fue el detonante que puso fin a su historia.

Salva era un madrileño de 57 años; como todas las personas que viven en la calle, llegó a ella después de sufrir una concatenación de hechos traumáticos: un conflicto personal con su pareja y el fallecimiento de su hija le llevaron a una depresión y le incapacitaron para continuar en su trabajo.

Un estudio norteamericano desarrolla la teoría de los 7 sucesos traumáticos: todos sufrimos una media de 3 o 4 sucesos traumáticos a lo largo de nuestra vida; las personas que viven una media de 7 u 8 sucesos traumáticos encadenados en 2 - 3 años, unido a la falta de apoyo social y familiar, provocan una situación de vulnerabilidad que puede llevar a una persona a vivir en la calle.

La Asociación Bokatas, ONG que acompaña a personas en situación de calle, llevaba acompañando a Salva desde hacía años con visitas cada 3 días. Salva contaba a los voluntarios que su primera noche fue en un banco bajo la bandera de España de la Plaza de Colón.

Salió de casa una tarde, desanimado, abrumado por las deudas y la exigencia de su casero de desalojar la vivienda, sin saber qué hacer echó a andar. A media noche le entró sueño, vio a otro sintecho dormido en un banco y se puso en el contiguo. Pasados los días, volvió a su casa a recoger alguna cosa y desde entonces vivió en la calle.

"A los más íntimos nos reconocía que quería salir de la calle, que no aguantaba más, tenía posibilidades de un trabajo y calculaba con ilusión los meses que le quedaban. Estas conversaciones las tuvimos en septiembre de 2014, no nos contó detalles de la gestión, pero no salió adelante y la desesperación volvió a dirigir su vida, una vez más. Nosotros continuamos visitándole hasta la noche que falleció", cuenta Paz Villanueva, Responsable de Comunicación de Bokatas.

En España, cada 6 días muere una persona sin hogar, según afirmó el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que aprobó la Estrategia de Personas Sin Hogar en 2015.

Desde Bokatas, "como ciudadanos de la sociedad española, bajo cuya bandera durmió Salva su primera noche", lamentan "profundamente que una persona haya muerto en la calle, sola, por frío".

"Acogemos la noticia con dolor, pero no nos quedamos ahí: asumimos el reto de seguir trabajando para cambiar esta situación y animamos al resto de la sociedad a movilizarse (ofreciendo su tiempo y sus recursos, se pueden poner en contacto con bokatas.org para canalizar esa ayuda) y evitar que este tipo de sucesos tengan lugar".

Desde Bokatas aprovechan "para pedir que se ayude a visibilizar a estas personas y pedimos que se les mire a la cara, se les salude y se les sonría cuando nos cruzamos con ellos".

"Agradecemos a Salva haber compartido con nosotros su historia, su tiempo, su vida. De él nos llevamos muchos aprendizajes y su recuerdo, que nos acompañará siempre", concluyen.