Objetores de conciencia afirman que el anteproyecto "encubre" una "ley de eutanasia"

Actualizado 13/05/2011 19:24:46 CET

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional para la Defensa del Derecho a la Objeción de Conciencia (Andoc) ha afirmado que el anteproyecto de la ley reguladora de los derechos de la persona ante el proceso final de la vida, también conocida como 'ley de muerte digna', aprobada en Consejo de Ministros "encubre" una "ley de eutanasia".

Según ha explicado en declaraciones a Europa Press el portavoz de ANDOC, Juan Molina, el anteproyecto produce "confusión" entre lo que son cuidados paliativos y sedación terminal, ya que "los cuidados paliativos necesitan de unos fondos que tienen que estar previamente definidos y asignados", de modo que puedan ser aplicados tanto hospitalariamente como en el domicilio.

Sin embargo, añade, "la solución que se da es la sedación terminal, ya que no se distingue bien ni claramente, al no haber una definición expresa de las asignaciones a los cuidados paliativos".

En su opinión, "si a estos enfermos no se les dota de medios que garanticen su dignidad de vida, lógicamente pedirían una sedación terminal, que ahorra muchísimo dinero en camas y tratamientos a la Administración"

Asimismo, ha denunciado que no se den medios al profesional de la sanidad para realizar cuidados paliativos y se le convierta en un "ejecutor de eutanasia encubierta", "más aún cuando no se reconoce explícitamente la autonomía del médico, sino sólo la autonomía del paciente a decidir".

En este sentido, defiende el derecho del médico a objetar, aunque "se entiende que todas las personas tienen ese derecho", el problema es a su juicio que "convierte al médico en un ejecutor que está en contra de la autonomía del profesional a ejercer libremente su profesión".