Publicado 16/12/2021 14:53CET

El Papa defiende la retirada tras poner en marcha un proyecto y desarrollarlo: "Todo jesuita debe hacerlo"

El Papa en el rezo del Ángelus
El Papa en el rezo del Ángelus - Riccardo Antimiani/ANSA via ZUMA / DPA

ROMA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Papa se reunió durante su viaje a Grecia con miembros de la Compañía de Jesús en el país y ante ellos comentó que cuando uno pone en marcha un proyecto "debe dejar que se desarrolle", que "la obra crezca" para "después retirarse".

"Cuando uno pone en marcha un proceso debe dejar que se desarrolle, que una obra crezca, y después retirarse. Todo jesuita debe hacerlo", señaló el Papa en un encuentro a puerta cerrada y sin periodistas el pasado 4 de diciembre. El contenido ha sido publicado de forma íntegra por la revista de los jesuitas 'La Civiltà cattolica', la revista de los jesuitas 'La Civiltà católica'.

Francisco respondía a una pregunta de un sacerdote coreano, Pierre Chongk Tzoun-Chan, que le explicó que había fundado un instituto para asistir a menores refugiados en Grecia del que ahora es solo un simple colaborador.

Durante la cita en la Nunciatura Apostólica de Atenas que tuvo lugar el pasado sábado 4 de diciembre a las 18.45 horas a final de la primera jornada del Papa en Grecia, adonde llegó desde Chipre, el Papa destacó que las obras no pertenecen a quienes las ponen en marcha porque son de Dios que de esta manera "expresa indiferencia creativa".

"Debe ser padre y dejar que el niño crezca", dijo el Papa que aseguró que la Compañía de Jesús entró en crisis de "fecundidad" cuando quiso "regular todo desarrollo creativo". El Papa explicó a continuación que el padre Arrupe y Gondra, 28 prepósito general de la Compañía de Jesús entre 1965 y 1983, "hizo todo lo contrario" porque "renovó la espiritualidad de la Compañía y la hizo crecer".

"Esta es una gran actitud: hacer todo bien y luego retirarse, sin ser posesivo. Es necesario ser padres, no amos, para dejar crecer la fecundidad de un padre", concluyó.