El Papa dice en el funeral del Nuncio Apostólico de Argentina que "la vida es un camino para aprender a morir"

Publicado 15/06/2019 13:22:42CET

ROMA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha destacado durante la homilía del funeral del nuncio Apostólico de Argentina, Mons. Léon Kalenga Badikebele, quien falleció en Roma el pasado 12 de junio, que "la vida es un camino para aprender a morir".

"A mí me gusta decir que la vida nos enseña a despedirnos, aprender a despedirnos. Veamos cómo se despiden los pastores, como Jesús, como Pablo, como tantos, como León, también nosotros aprendamos a dar los pasos para despedirnos, -pequeñas despedidas, de cambio de misión, y de la gran despedida al final-. Que el Señor nos conceda a todos esta gracia: aprender a despedirnos, que es una gracia del Señor", ha dicho el pontífice.

Francisco ha destacado durante la homilía el testimonio del embajador en Argentina que vivió "desapegado de los bienes materiales y dio siempre un buen testimonio" al tiempo que ha reflexionado sobre la despedida. En la eucaristía, en la que estaban presentes todos los representantes Pontificios de la Santa Sede, quienes han estado reunidos en el Vaticano hasta hoy, el Papa ha dicho que "decir adiós al hermano" es como decir "te dejamos ir hacia Dios, ir a las manos de Dios".

"La Biblia dice en el libro de la Sabiduría que el alma de los justos está en las manos de Dios, que son las manos más bellas, llagadas de amor, y nosotros confiamos a nuestro hermano en las manos de Dios", ha señalado.

Para el Papa Mons. Léon Kalenga Badikebele se despidió con "un testimonio de 'desapego'" ya que estaba "acostumbrado a no estar apegado a los bienes de este mundo, a no estar apegado a la mundanidad". Así ha explicado que "como hermano y padre, el pastor se despide con la profecía: 'estén atentos, porque después de mi partida vendrán lobos* y se defenderán solos sin el pastor".

En este sentido, el Pontífice ha dicho que el pastor "al final reza, y los confía a Dios, y de rodillas con sus presbíteros, reza", como lo hizo el apóstol Pablo.

Por ello, el Papa se ha referido también otra despedida, "la despedida de Jesús, que es una despedida en esperanza: 'voy a preparar un lugar'. La separación es provisoria, es temporal: 'yo voy hacia adelante, el rebaño vendrá después, voy a prepararles un lugar, yo voy a donde yo quisiera que todo el pueblo llegase, voy a prepararles un lugar, la esperanza", explicó.

Mons. Léon Kalenga Badikebele nació en Kamina, República Democrática del Congo, el 17 de julio de 1956. Fue ordenado sacerdote el 5 de septiembre de 1982 e incardinado en la Diócesis congoleña de Leubo. Fue nombrado Nuncio Apostólico en Argentina por el Papa Francisco el 17 de marzo de 2018 y llegó a Buenos Aires el 21 de junio de 2018.