El Papa pide fomentar "relaciones justas y equilibradas" para luchar contra la violencia de género

Publicado 07/01/2019 12:27:38CET

ROMA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco se ha referido este lunes 7 de enero a la lucha contra la violencia de género y ha defendido el fomento de relaciones "justas y equilibradas", basadas en el respeto y el reconocimiento mutuos" en las que cada uno pueda expresar "su identidad de manera auténtica".

Así lo ha puesto de manifiesto durante su discurso ante el cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede en el que, en todo caso, ha advertido de la promoción "de algunas formas de indiferenciación corre el riesgo de desnaturalizar el mismo ser hombre o mujer".

"Es difícil ver que, en nuestra sociedad, tan a menudo caracterizada por contextos familiares frágiles, se manifiestan también comportamientos violentos contra las mujeres", ha manifestado.

Por otro lado, Francisco ha hablado también de los abusos sexuales a menores dentro de la Iglesia y en otros sectores de la sociedad que ha definido como "uno de los peores y más viles crímenes posibles". "Destruye inexorablemente lo mejor que la vida humana reserva para un inocente, causando daños irreparables para el resto de su existencia", ha agregado.

COMBATIR EL OCULTAMIENTO DE ABUSOS SEXUALES

El obispo de Roma ha destacado que la Iglesia están trabajando para "combatir y prevenir tales crímenes y su ocultamiento, para averiguar la verdad de los hechos que implican a eclesiásticos y para hacer justicia a los niños que han sufrido violencia sexual, agravada por el abuso de poder y de conciencia" y ha citado la reunión con las Conferencias Episcopales de todo el mundo que tendrá lugar el próximo mes de febrero.

Asimismo, el Papa se ha mostrado preocupado "ante todo el creciente desarrollo tecnológico que hace disminuir los puestos de trabajo y la pérdida de garantías económicas y sociales para los trabajadores". Por ello, ha pedido a la comunidad internacional que proteja el trabajo y que haga frente a "la plaga del trabajo infantil y a las nuevas formas de esclavitud", así como a "la disminución progresiva del valor de los salarios, especialmente en los países desarrollados, y a la discriminación persistente de las mujeres en el ámbito laboral".

Contador