Actualizado 13/03/2007 16:00 CET

El Papa reafirma el valor del celibato eclesiástico y la indisolubilidad del matrimonio

ROMA, 13 Mar. (EUROPA PRESS/Gloria Moreno)

El Papa Benedicto XVI reafirma el valor del celibaro eclesiástico y la indisolubilidad del matrimonio -sólo entendido entre un hombre y una mujer--, en su Exhortación Apostólica 'Sacramentum Caritatis' presentada hoy en el Vaticano.

Con este documento el Papa concluye de modo oficial el Sínodo de Obispos que se celebró a finales de 2005 y en el que los obispos reflexionaron en torno a la Eucaristía, entendida como "fuente y cumbre de la vida y de la misión de la Iglesia".

El cardenal y patriarca de Venecia, Angelo Scola, fue el encargado de presentar la exhortación ante los periodistas, en un acto en el que también estuvo presente el secretario general del Sínodo de Obispos, Nikola Eterovic.

Aunque el documento se centra en el tema de la Eucaristía, el Papa también trata otras realidades humanas como son la familia, la indisolubilidad del matrimonio y la libertad a la hora de educar a los hijos, valores que catalogó como "no negociables".