Protección Civil pide extremar la precaución en las carreteras y evitar viajar por la borrasca 'Ana'

Borrasca profunda Klaus el 23 y 24 de enero de 2009
AEMET
Actualizado 10/12/2017 17:27:24 CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

'Ana' permanecerá en España hasta el final del lunes

Consejos para conducir con fuerte viento de forma segura

Protección Civil ha pedido a los ciudadanos que "extremen las precauciones" y, de ser posible, evitar viajar por carretera ante la llegada este domingo de la borrasca Ana a la Península Ibérica, un fenómeno que traerá condiciones climatológicas "extremas" como rachas de viento superiores a los 100 kilómetros por hora en muchas zonas y de hasta 140 kilómetros por hora en algunas provincias de la mitad norte peninsular, además de lluvias.

Las rachas de viento más fuertes se esperan en las provincias de La Rioja, León, Zamora Burgos, Palencia, Soria Lugo, Ourense, Pontevedra, Asturias y Cantabria.

La llegada de la borrasca coincide con el día de retorno de la operación retorno del puente de la Inmaculada y de la Constitución, por lo que el organismo ha recomendado a quienes se ven obligados a viajar por carretera que adelanten el regreso, dado que las condiciones se irán agravando a lo largo de la tarde.

A los conductores les pide moderar la velocidad, sujetar el volante con firmeza y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la vía, además de tener "prudencia" a la salida de los túneles y al realizar adelantamientos (especialmente a vehículos pesados), así como asegurarse de mantener la distancia lateral adecuada con el resto de vehículos. En este sentido, recuerda a quienes conducen vehículos de grandes dimensiones o portan remolques que "tienen más riesgo de salirse de la vía o volcar", por lo que es preciso que extremen todavía más la precaución. En todo caso, pide a los conductores de vehículos que consulten la previsión meteorológica de las zonas por las que vayan a circular.

Asimismo, propone asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública en los hogares y, a quienes salgan a la calle, "alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse".