PSOE dice que el Gobierno busca controlar la neutralidad de RTVE al incluir el CEMA en la futura Comisión de Mercados

Actualizado 28/02/2012 19:19:23 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El PSOE considera que la decisión del Gobierno de integrar el frustrado Consejo de Medios Audiovisuales (CEMA) en la futura Comisión Nacional de Mercados y Competencias, cuyos consejeros son nombrados por Moncloa, permitirá al Ejecutivo controlar "la neutralidad y la pluralidad" de la Corporación pública.

Y es que la Ley de Comunicación Audiovisual, aprobada por el gobierno socialista, establecía que los consejeros del CEMA debían ser nombrados por el Parlamento por una mayoría cualificada de tres quintos del Congreso, lo que exige un acuerdo entre los dos grandes partidos.

Por el contrario, según el anteproyecto de ley de reforma de los organismos supervisores analizado en el último Consejo de Ministros, la futura Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia que englobará al CEMA y a otros siete organismos independientes estará adscrito al Ministerio de Economía y estará formado por nueve consejeros propuestos por el Gobierno, limitando el papel del Parlamento a la mera ratificación de los nombramientos.

Para el portavoz del PSOE en la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de control parlamentario de RTVE, Juan Luis Gordo, de esta forma el organismo encargado de supervisar la neutralidad y pluralidad de la radio y televisión pública estatal queda "al dictado" del Gobierno. "Se pone al lobo a cuidar las ovejas", resume gráficamente.

A su juicio, representa un "atentado contra la pluralidad y la neutralidad" de la radio y la televisión pública el hecho de que el PP, desde el Ejecutivo, trate de hacer parte de su Gobierno a la autoridad audiovisual española, "que por principios debe ser independiente".

UNA CREACIÓN CONTEMPLADA POR LEY

En este sentido, Gordo recuerda que la creación del CEMA estaba contemplada en la Ley General Audiovisual, que el Gobierno del PSOE promovió en 2010, para garantizar la transparencia, el pluralismo, la independencia e imparcialidad del sector público estatal de radio y televisión. "Algo que ahora el PP pretende desmantelar", alerta.

Sobre este asunto, insiste en que el PP no puede aprovechar el pretexto del ahorro y de la crisis económica para suprimir derechos y garantías, a la vez que reitera que "el Gobierno popular no quiere una autoridad audiovisual independiente, sino un organismo controlado por su partido".

El portavoz socialista en la Comisión de control de RTVE critica que los 'populares', "una vez más", mientan cuando plantean como referencia el modelo alemán, puesto que la autoridad audiovisual del país germano es independiente del Gobierno.