Ratzinger viajó a Navarra en 1998 para ser investido doctor 'honoris causa': "No tenía nada de conservador y era gentil"

Joseph Ratzinger es investido doctor 'honoris causa' en Teología por la Universidad de Navarra.
Joseph Ratzinger es investido doctor 'honoris causa' en Teología por la Universidad de Navarra. - UNIVERSIDAD DE NAVARRA
Publicado: sábado, 31 diciembre 2022 18:38

MADRID, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El 30 de enero de 1998, el entonces cardenal Joseph Ratzinger viajó a Pamplona (Navarra) con motivo de su investidura como doctor 'honoris causa' en Teología por la Universidad de Navarra. Un profesor de Teología que pudo coincidir con él le define como un hombre "gentil", "nada conservador" y "tímido" aunque "con una sonrisa que desarmaba".

"Era una circunstancia muy especial pues, ya entonces, Joseph Ratinger era una persona de un reconocido prestigio, era una ocasión única para nosotros", ha explicado a Europa Press el profesor de Teología de la Universidad de Navarra y miembro del pontificio comité de ciencias históricas del Vaticano, César Izquierdo, que por aquella época era profesor de Teología en la Universidad.

En este sentido, recuerda que la primera impresión de su presencia física fue la de un hombre "más bien pequeño, de aspecto delicado, como una figura de porcelana a la que hay que tratar con cuidado; tímido pero al mismo tiempo con una sonrisa que realmente desarmaba".

Izquierdo señala que le pudo saludar personalmente pues mantuvo varios encuentros con profesores de la universidad y ha rememorado una anécdota, cuando una profesora de Económicas preguntó a Ratzinger qué respuesta daba a los economistas que se dedican a producir riqueza, de un modo y otro, pero al mismo tiempo son discípulos de quien les ha dicho que la pobreza es algo deseable para el cristiano.

"Ratzinger se quedó pensativo y dijo que era una pregunta muy interesante pero que no la había pensado nunca y que la iba a pensar", ha recordado el profesor para poner de relieve que el entonces cardenal alemán "nunca decía palabras para salir del paso" sino que siempre tenían "contenido" y cuando no tenía respuesta, "lo reconocía".

Izquierdo también ha destacado que Ratzinger quedó "impresionado" con el ritual académico para dar un doctorado 'honoris causa', con "cierta solemnidad"; y ha puesto de relieve el hecho de que estuviera en Navarra durante cuatro días, sin prisas por regresar. "Para nosotros fue un regalo", ha asegurado Izquierdo.

Ahora, tras su fallecimiento, César Izquierdo le recuerda como un hombre "gentil" y "nada conservador". "Cuando oigo decir que era un papa conservador, es un insulto a la inteligencia. No tenía nada de conservador ni era rígido. Era una persona super gentil que siempre escuchaba y no era en absoluto duro, pero cuando tenía que tomar decisiones, las tomaba", ha indicado.

El acto académico en el que Joseph Ratzinger fue investido doctor 'honoris causa' en Teología se celebró el 31 de enero de 1998 en el Aula Magna de la Universidad de Navarra y fue presidido por el prelado del Opus Dei y gran canciller de la Universidad de Navarra Javier Echevarría. Asimismo, asistieron las principales autoridades navarras.

El entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe fue apadrinado por el profesor de la Facultad de Teología Pedro Rodríguez. También recibieron la distinción el economista hebreo Julian Simon y el farmacólogo calvinista Douwe Breimer.

Durante su estancia en tierras navarras, del 30 de enero al 2 de febrero de 1998, el cardenal Ratzinger residió en el Colegio Mayor Belagua; y, en esos días, visitó la Catedral de Pamplona, donde se reunió con el entonces arzobispo de Pamplona Fernando Sebastián y con los miembros del cabildo.

También pudo conocer diversos lugares de la ciudad y visitar la Clínica Universidad de Navarra. Por otro lado, se reunió con universitarios de varios colegios mayores, profesores de las Facultades de estudios eclesiásticos e investigadores del área biomédica, e intervino en una rueda de prensa, en la que presentó su autobiografía 'Mi vida. Recuerdos (1927-1997)', de la editorial Encuentro.

Contador