Actualizado 03/07/2007 21:45 CET

Rompamos el Silencio amenaza con más actuaciones si el responsable de la EMV de Madrid no comparece en asamblea pública

Los activistas llenan de pintadas la fachada de una sede de Prosegur y continúan con el calendario de "actuaciones" para esta semana

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La plataforma Rompamos el Silencio anunció hoy que se producirán "nuevas actuaciones" en la sede madrileña de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) si "su director general (Juan José de Gracia) no comparece en dos o tres días en asamblea pública" con el colectivo, tal y como unos activistas le demandaron ayer encaramados a la fachada del edificio oficial mientras otros se introducían con pancartas en el recibidor.

La protesta se prolongó durante más de dos horas, al término de las cuales De Gracia finalmente recibió a uno de los activistas y escuchó sus reclamaciones, pero no se comprometió, tal como ellos pedían, a un encuentro público con la plataforma para debatir sobre vivienda, según confirmaron fuentes municipales a Europa Press. Sin embargo, los activistas presentes en el encuentro aseguran que sí hubo tal compromiso por su parte.

Este colectivo, que aglutina a medio centenar de organizaciones de diversa índole, orquesta la llamada 'Semana de Lucha Social' que por quinto año consecutivo promueve actos "no violentos" de protesta en denuncia de "realidades que permanecen ocultas a la sociedad". El periodo de reivindicación se abrió el pasado 30 de junio y culminará el próximo día ocho.

La de ayer fue la segunda de las actuaciones previstas, tras la 'okupación' el domingo de un antiguo colegio sito en la madrileña calle del Acuerdo (barrio de Malasaña), que los activistas han convertido en su 'centro de operaciones' pese a la "presión policial" que denuncian. Allí duerme una media de cincuenta personas y transitan otras tantas para participar en foros, asambleas, debates y proyecciones enmarcadas en la 'lucha social'.

Hoy ha tenido lugar la tercera protesta, por la que en nombre del "antifascismo" y por "la memoria histórica", la plataforma ha organizado a mediodía un "escrache" a la compañía de seguridad Prosegur, es decir, como hicieran en Argentina quienes querían señalar a un asesino, han "marcado con pintura" una de las sedes de la compañía y han llenado su fachada de pintadas con spray en las que se podía leer la palabra "tortura".

Según explicaron los activistas a Europa Press, "el fundador de la compañía Amadeo Francisco Juncadella está vinculado con la dictadura argentina". Además, los servicios de Prosegur "son denunciados continuamente por agresiones a migrantes, jóvenes y toxicómanos en el Metro", por lo que ha sido elegida como blanco de la actuación.

Mañana a las once de la mañana, los activistas de darán de nuevo cita en la casa okupada del barrio de Malasaña para partir rumbo a una nueva actuación, esta vez organizada por la subdivisión conocida como 'Eje de El Mundo Explota: globalización y resistencias'.

Lo más leído

  1. 1

    Detenida una mujer tras cortar una cuerda de sujeción de un operario a una altura de 13 plantas

  2. 2

    Primera querella contra Illa tras salir de Sanidad, por homicidio, lesiones y prevaricación en su gestión de la pandemia

  3. 3

    La reacción de Francisco Rivera a los insultos de "chulo" y "prepotente" por parte de Isabel Pantoja

  4. 4

    Al menos 700 personas, entre políticos y altos cargos, se han vacunado ya sin corresponderles y sólo 9 han dimitido

  5. 5

    El coronel Sánchez Corbí, que fue cesado por Marlaska como jefe de la UCO, deja la Guardia Civil por la empresa privada