Actualizado 16/04/2020 16:43 CET

Cómo superar un trauma

Cis
EUROPA PRESS

MADRID, 3 Dic. (EDIZIONES, psicóloga Sofía Carriles) -

Un trauma es el malestar intenso que se produce por un suceso negativo, brusco e inesperado que deja importantes huellas psicológicas en las personas que lo sufren.

Su origen suele estar en acontecimientos que desbordan con frecuencia la capacidad de respuesta de la persona, provocando que la personas pueda sentirse incapaz de adaptarse a la vida después de lo ocurrido.

Pero un trauma puede superarse. Hay personas que consiguen sobreponerse al terrible impacto de un atentado terrorista, de una agresión sexual, de la pérdida violenta de un hijo o de una relación traumática de pareja y descubren de nuevo, sin olvidar lo ocurrido, el valor de su existencia y la alegría de vivir sin que aquel suceso siga interfiriendo en sus vidas.

A todos impactan en mayor o menor medida los acontecimientos negativos que nos suceden. Sin embargo, algunos hechos nos pueden superar por su intensidad: quizás porque no estábamos en un buen momento o quizás por la gravedad del suceso.

Cuando ocurre un suceso de este tipo, nuestro cerebro se ve "inundado" y no puede procesar el evento de forma correcta. El resultado es que los pensamientos, emociones, sensaciones corporales, imágenes, olores y ruidos de ese suceso traumático se quedan grabados sin haber sido debidamente procesados en nuestras memorias sensoriales (de los sentidos), emocionales (de las emociones) y cognitivas (del pensamiento).

Por eso, cuando ocurre algo en el presente que se conecta con ese suceso traumático del pasado se activan de estos contenidos grabados y no procesados, provocando que nos sintamos en el presente como nos sentimos en aquel momento del pasado.



¿CÓMO PUEDO SUPERAR UN TRAUMA?

Para poder superar un trauma es necesario acceder al recuerdo y procesarlo. La persona tiene que reconocer el recuerdo traumático como parte del pasado y darle un significado a lo que ha percibido.

En la actualidad, la terapia más novedosa y eficaz en la superación del trauma es el EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares).

El EMDR es un método que permite localizar las memorias traumáticas que son responsables de nuestro malestar actual para después poder procesarlas, de modo que poco a poco disminuyan su intensidad e incluso se eliminen.

De la mano de un terapeuta experto en esta terapia, podrás superar el o los traumas que están generándote malestar en tu día a día.

El EMDR es una terapia psicológica que tiene como objetivo:

1. Eliminar obstáculos internos para alcanzar tu óptimo desarrollo personal.

2. Afrontar las crisis vitales.

3. Cambiar patrones de comportamiento repetitivos que no son útiles y generan malestar.

4. Afrontar la ansiedad y las fobias.

5. Arontar los sucesos traumáticos.



¿CÓMO ES UNA SESIÓN DE EMDR?

En la sesión de EMDR, el terapeuta colabora con el paciente para identificar el problema específico que será el foco de trabajo. La persona recuerda el evento perturbador, lo que vio, lo que sintió, lo que pensó, lo que oyó, etc., y los pensamientos y creencias que tiene en el presente sobre ese evento.

Para permitir que la información que tiene "encapsulada" en el cerebro pueda salir y una vez procesada, disminuir hasta eliminar la intensidad del malestar, el terapeuta realiza estimulación bilateral mediante el movimiento de ojos u otra estimulación bilateral del cerebro, mientras que la persona se enfoca en el evento traumático.

El paciente empieza a observar lo que viene a su mente sin hacer ningún esfuerzo por controlar el contenido. Cada persona va a procesar la información a su manera, pues la información está basada en sus experiencias personales.

La estimulación bilateral continuará hasta que el recuerdo sea menos perturbador y se asocie con creencias y pensamientos positivos de sí mismo, como por ejemplo: "Hice lo que pude".

Durante el proceso de EMDR, la persona puede sentir emociones muy intensas y poco a poco, el nivel de tensión va disminuyendo conforme llega el final de la sesión.



¿CÓMO SE DESARROLLÓ EL EMDR?

En el año de 1987, la doctora Francine Shapiro observó por casualidad que bajo ciertas circunstancias los movimientos de los ojos pueden ayudar a reducir la intensidad de los pensamientos perturbadores.

Comenzó a experimentar en algunos amigos y compañeros de profesión que cuando les pedía que recordaran algún suceso perturbador -mientras ella guiaba el movimiento de sus ojos haciéndoles seguir su dedo-, los mismos recuerdos habían dejado de tener su carga negativa. Sus conocidos seguían recordando esos sucesos negativos pero era como si hubiera desaparecido su capacidad para perturbar.

La doctora Shapiro estudió científicamente este efecto y pronto se reconoció el éxito del novedoso abordaje terapéutico. Desde entonces el EMDR se ha desarrollado y desenvuelto a través de las aportaciones de terapeutas e investigadores de todo el mundo. Actualmente, el método EMDR comprende un protocolo de 8 fases que incorpora elementos de diferentes enfoques de tratamiento.



¿ES EFICAZ EL EMDR?

Los efectos del EMDR se han investigado en aproximadamente 20 estudios controlados.  Estos estudios han encontrado que el EMDR reduce y/o elimina los síntomas del estrés postraumático en la gran mayoría de personas que lo experimentan.  Asimismo, los pacientes han informado de una gran mejoría en otros síntomas asociados, tales como la ansiedad.

La Sociedad Internacional de 'Traumatic Stress Studie' y otras agencias internacionales de salud, consideran el EMDR como un tratamiento efectivo para el estrés postraumático. Las investigaciones han demostrado que el EMDR es un tratamiento rápido y eficaz.

Para referencias adicionales, la bibliografía de investigaciones se puede encontrar en la Página Web de la Asociación Internacional del EMDR



¿PARA QUÉ PROBLEMAS SE UTILIZA ESTE MÉTODO?

1.   Ataques de pánico

2.   Trastornos de personalidad

3.   Duelos complicados

4.   Trastornos disociativos

5.   Fobias

6.   Dolor crónico

7.   Trastornos de Ansiedad Generalizada

8.   Reducción de estrés

9.   Adicciones

10.   Abuso físico y sexual

11.   Recuerdos perturbadores

12.   Trastornos de la Conducta Alimentaria

13.   Trastornos relacionados con el cuerpo



¿CUÁNTO TIEMPO LLEVA LA TERAPIA EMDR?

Generalmente se requieren una o más sesiones para que el terapeuta recabe información del problema y decida si EMDR es el tratamiento adecuado. La terapia de EMDR puede iniciarse una vez que el terapeuta y el cliente estén de acuerdo.

El terapeuta explicará  el tratamiento en EMDR y contestará a las preguntas del paciente.  Una sesión de  EMDR dura entre 60 y 90 minutos.  El número de sesiones depende del tipo de problema, de la gravedad de las experiencias traumáticas del pasado y de las circunstancias actuales del paciente.

El EMDR puede ser utilizado dentro de la terapia tradicional,  como una terapia adjunta con otro terapeuta, o como único tratamiento.



¿CÓMO PUEDO ENCONTRAR UN TERAPEUTA QUE TRABAJE CON EMDR?

Lo mejor es que entres en la web de la Asociación EMDR España y busques en tu provincia un terapeuta.

Si quieres conocer esta terapia en mayor profundidad, te recomiendo la guía del cliente de Tal Croitoru: La revolución del EMDR.

Tienes derecho a liberarte del pasado y disfrutar del presente. Soltar no es lo mismo que olvidar.

Sofía Carriles Cervera

Psicóloga