Temporal.- El Gobierno de Navarra desactiva la situación de pre-alerta por riesgo de posibles inundaciones

Actualizado 04/06/2008 12:25:49 CET

PAMPLONA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Órgano de Coordinación del Plan de Inundaciones del Gobierno de Navarra, reunido a las ocho de esta mañana, acordó desactivar la pre-alerta por riesgo de posibles inundaciones en la cuenca baja del río Ebro, después de que en las últimas horas los caudales permanecieran estables, en torno a los 1.300 metros cúbicos por segundo, e incluso a la baja.

Además, según la información facilitada por el Ejecutivo foral, no existen previsiones de nuevas crecidas, de acuerdo con la información proporcionada por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). El caudal de sus afluentes y otros ríos de la Comunidad Foral está regresando a valores que entran dentro de la normalidad.

El Gobierno de Navarra acordó el domingo activar la fase de pre-emergencia del Plan de Inundaciones en una reunión presidida por el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Javier Caballero, tras las intensas lluvias del fin de semana y ante las previsiones de la CHE de posibles inundaciones en las cuencas bajas de los ríos Arga y Ebro.

En esta última, el nivel a partir del cual se producen daños se encuentra situado a partir de los 2.200 metros cúbicos por segundo. Finalmente, en este episodio de avenida no se han superado los 2.150. Además, los diques reconstruidos la pasada primavera han soportado correctamente la avenida.

A la vista de estos datos, la Agencia Navarra de Emergencias comunicó el cese de la situación de riesgo a los servicios de protección civil, aviso extendido a otros recursos de vigilancia, como la Policía Foral o el Centro de Control de Carreteras, además de a los alcaldes de las zonas afectadas.