Actualizado 09/12/2007 22:15 CET

Un total de 42 personas fallecieron en la carretera durante el puente

MADRID, 9 Dic. (OTR/PRESS) -

Al menos 42 personas perdieron la vida durante el puente de la Constitución en las carreteras españolas en un total de 35 accidentes de tráfico, siendo hoy, día de regreso del largo festivo, el día con mayor número de víctimas, un total de trece muertos. El viajar en estas fechas supone también sufrir los largos atascos que se producen, en este caso, en las entradas de las grandes ciudades. Concretamente, en Madrid y en la entrada de Barcelona desde el Pirineo, se registraron retenciones de hasta 50 kilómetros.

Desde que comenzó la operación, el pasado miércoles a las 15.00 horas, se produjeron un total de 35 accidentes mortales en los que fallecieron un total de 42 personas y, además, 14 personas resultaron heridas graves y otras 14 de carácter leve. Entre ellas se encuentran las víctimas del siniestro más grave que se producía hoy (el día más negro del fin de semana) en Layos (Toledo) en el que fallecieron cuatro personas tras chocar dos vehículos. También en la A-7, en Almería se registraba un accidente trágico en el que perdieron la vida tres personas después de que un turismo se saltara una mediana e impactara frontalmente con un camión que circulaba en dirección contrario.

Una mujer de 70 años falleció hoy también en otros siniestro en el que otras cuatro personas resultaron heridas de gravedad. El accidente tuvo lugar en Valdetorres del Jarama (Madrid) después de que los dos turismo en los que viajaban los implicados chocasen frontalmente y como consecuencia, sus ocupantes quedaran atrapados entre los hierros. La única víctima mortal viajaba en el asiento de atrás y falleció en el acto, ya que, no llevaba cinturón.

Los grandes desplazamientos no sólo provocan muertes en las carreteras, sino también numerosos atascos. En este caso, son los accesos a las grandes ciudades los que presentaron grandes retenciones, sobretodo a última hora de la tarde. Las zonas más afectadas eran las entradas a Madrid y de regreso a Barcelona desde el Pirineo.

Así, la niebla provocó más de 30 kilómetros de circulación lenta en la A-4, a la altura de la localidad madrileña de Pinto, en ambos sentidos. La A-4 presentaba, en dirección Madrid, 15 kilómetros de retenciones a la altura de la localidad toledana de Tembleque. Asimismo, la A-5 presentaba 18 kilómetros de retenciones a la altura de Talavera de la Reina. En dirección a la capital también había complicaciones por tráfico lento en Despeñaperros, donde la niebla dificultó el desplazamiento de los vehículos y provocó retenciones de más de 20 kilómetros.

La AP-6 registraba también retenciones en Navas de San Antonio (Segovia) y en la N-330, a la altura de Sabiñanigo (Huesca). En Málaga, el viento provocaba que en la A-7 hubiera 19 kilómetros de retención en ambos sentidos, a la altura de la localidad de Benalmádena. Por último, en Lleida, en la C-14, a la altura de Figols i Alinya en dirección sur, los se registraron 16 kilómetros de retención, así como en la C- 17, dirección Barcelona, con tráfico lento y paradas esporádicas, a la altura de Les Masies de Voltrega, a lo largo de cinco kilómetros.