Víctimas de abusos en la Iglesia discrepan sobre la comisión de investigación que liderará Gabilondo

Miembros del hemiciclo aplauden a la Comisión de Investigación de abusos de la Iglesia, en una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados, a 10 de marzo de 2022, en Madrid (España). Durante el pleno, marcado nuevamente por la ausencia del líder del
Miembros del hemiciclo aplauden a la Comisión de Investigación de abusos de la Iglesia, en una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados, a 10 de marzo de 2022, en Madrid (España). Durante el pleno, marcado nuevamente por la ausencia del líder del - Eduardo Parra - Europa Press
Publicado: jueves, 10 marzo 2022 18:59

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La opinión de las víctimas de abusos en la Iglesia sobre la comisión de investigación que liderará el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, es dispar. Las hay que han celebrado la aprobación de este mecanismo como "un gran día" mientras que otras consideran que es una "comisión Frankestein".

El Pleno del Congreso ha aprobado este jueves, con el apoyo de todos los grupos salvo Vox y UPN, la proposición no de ley del PSOE y PNV para abrir una investigación liderada por el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, de la mano de una comisión independiente de expertos, que será paritaria e incluirá distintas disciplinas, y en la que participarán las propias víctimas de abusos y se invita igualmente a miembros de la propia Iglesia.

Tras conocer la decisión, Ana Cristina Cuevas, de la Asociación Infancia Robada, ha hecho una valoración "muy positiva". "Estamos eufóricos porque se ha llegado a un acuerdo muy consensuado, con la mayor parte de los grupos políticos. Nos ha encantado", ha manifestado.

En declaraciones a Europa Press, Cuevas ha puesto de relieve que en la asociación ahora esperan que la Iglesia colabore en la investigación y que, "en aras de buscar la verdad, justicia, reparación y acompañamiento, mediante un trabajo serio por parte de la comisión, se reconozcan los derechos de las víctimas".

"Es un gran paso, un gran día. Es un inicio que nos ayude a que, al final, las víctimas no se encuentren desamparadas y obtengan la condición de víctimas, sin tener que esperar a largos juicios, largos procesos", ha remarcado, para después añadir: "Es el principio del fin".

En la misma línea, el portavoz de la Asociación de Víctimas de Abusos Sexuales en centros religiosos de Navarra y víctima en el colegio de los Reparadores de Puente la Reina, José Luis Pérez, ha asegurado a Europa Press que hoy están "contentos" porque llevaban unos días "aturdidos, casi enfadados" porque parecía que el PSOE estaba "muy próximo" al PP.

Los 'populares' querían extender la investigación a cualquier abuso a menores, independientemente de la figura física jurídica, pública o privada del causante de estos hechos. Finalmente, el PP ha votado a favor de la iniciativa del PSOE y el PNV.

"NO VA A SER FÁCIL"

"Ahora lo que hace falta es que esa comisión esté muy bien compuesta, con profesionales diferentes, que puedan aportar un buen trabajo porque no va a ser fácil hacerlo. Si miras cada relato, cada historia, cada violación... una es tan difícil como la otra", ha manifestado Pérez.

En este sentido, Pérez ha señalado que espera que los integrantes de la comisión estén "lo suficientemente preparados como para que, el día que tengan que pedir cuentas a quién sea, esto suponga un antes y un después". Además, ha puesto de manifiesto la disposición de las víctimas a colaborar en esta investigación, recordando que desde el principio han "dado la cara".

"No nos hemos escondido y ahora tampoco vamos a hacerlo. Estamos un poco más fuertes si cabe", ha declarado José Luis Pérez, quien ha recalcado que las víctimas quieren hacer "un buen trabajo", aunque haya que "volver atrás" con sus relatos y sumergirse de nuevo en su historia. "Vamos a colaborar en todo y esperamos que, en el caso de la Iglesia, esté también por colaborar", ha subrayado.

De este modo, Pérez ha afirmado que espera que la comisión sea "lo suficientemente dura y fuerte para que tenga que doblegar las rodillas y la Iglesia tenga que sentarse a hablar, a explicar, a contar y, sobre todo, a pedir perdón, a rectificar y a reponer a esa gente". "Esto no es una herida a la que poner Mercromina, tapar un poquito con una venda y se cura", ha zanjado.

Por su parte, el primer denunciante del caso de abusos de la abadía de Montserrat, Miguel Hurtado, ha dicho que es "muy difícil opinar" si ni siquiera está claro "qué se ha aprobado hoy" en el Congreso de los Diputados.

"A nivel de lo aprobado hoy no tengo claro qué se ha aprobado, no nos han dado un informe jurídico técnico riguroso sobre cómo va a funcionar la comisión, es muy difícil opinar con una declaración genérica de buenas intenciones", ha valorado Hurtado en declaraciones a Europa Press.

"COMISIÓN FRANKENSTEIN"

En todo caso, por lo que se sabe, considera que lo que se ha aprobado este jueves es "una comisión Frankenstein" y "no una comisión de la verdad" porque es un "híbrido".

A nivel de las víctimas catalanas, Hurtado ha asegurado que hay "mucho consenso" en cuanto a la necesidad de poner en marcha una "comisión de la verdad: absolutamente independiente, creada específicamente para investigar la pederastia en la Iglesia y que, cuando acabe la tarea, se disuelva; que puede exigir a los obispos que comparezcan, y que se le entreguen documentos".

Finalmente, ha detallado que este tipo de comisión investigaría de tres formas: mediante una búsqueda activa, entrevistando a víctimas, revisando archivos canónicos y las fichas de curas pederastas y haciendo estudios específicos de casos.