Actualizado 07/09/2007 12:09 CET

Continúa en estado muy grave el hombre que el pasado martes se quemó a lo bonzo en Castellón

CASTELLÓN, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El hombre de nacionalidad rumana que el pasado martes por la mañana se quemó a lo bonzo cerca de la Subdelegación del Gobierno en Castellón continúa ingresado en el Hospital La Fe de Valencia en estado muy grave y con el 70 por ciento de la superficie corporal quemada, según informaron hoy fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias.

El hombre que se encuentra ingresado en la unidad de grandes quemados del centro hospitalario, se prendió fuego el martes, en presencia de su mujer y sus dos hijos, para reclamar ayudas económicas a las instituciones con el fin de poder regresar con su familia a Rumanía.

Los cuatro miembros de esta familia llevan varias semanas en Castellón, donde llegaron con la promesa de un trabajo y una vivienda que resultó ser una estafa, según explicó a los medios de comunicación la hija de la víctima, Isabelle.