Actualizado 08/09/2008 17:06 CET

Junta andaluza dice que el vertido de aceite de Enel en San Roque (Cádiz) "no ha supuesto afección para la población"

CÁDIZ, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La delegada provincial de Medio Ambiente de la Junta en Cádiz, Gemma Araujo, destacó hoy la "corrección" con la que actuó la Junta tras el accidente registrado en Puente Mayorga, en San Roque (Cádiz) a causa de un vertido de aceite de Enel Viesgo y que, según aseguró, "no ha supuesto afección para la población por alteración del aire respirable".

En un comunicado, Araujo insistió en la "escrupulosidad" con la que trabajó desde la Consejería de Medio Ambiente en el ámbito de sus competencias, que se refieren "exclusivamente al control de la calidad ambiental del aire".

En este sentido, aclaró que todos los aspectos relacionados con la evacuación, los planes de emergencia, así como la limpieza del vertido "quedan fuera de los cometidos de la Consejería de Medio Ambiente".

Así, según explicó, los trabajos de la Junta se centraron en determinar una posible alteración de la calidad ambiental del aire, qué tipo de sustancias se vertieron así como las condiciones en la que se produjo dicho vertido.

Araujo destacó la actuación de la Unidad de Vigilancia Ambiental del Campo de Gibraltar (UVAM) que ha actuado en la zona del accidente para inspeccionar el lugar, tomar muestras e investigar lo sucedido pormenorizadamente. La UVAM recorrió también la playa de Puente Mayorga para verificar la ausencia de restos de aceite en la arena y en el agua.

Según dijo, las investigaciones realizadas hasta el momento "evidencian que tanto por la cantidad vertida, como por el carácter puntual de la misma y las características del producto --Textran TDH Premium-- el accidente no ha supuesto afección para la población por alteración del aire respirable". No obstante, la delegación está llevando a cabo análisis complementarios y exhaustivos sobre el aceite hidráulico vertido.

Respecto a la ficha de seguridad del aceite, la delegada subrayó que se trata de un documento que posee todo producto que se encuentra en el mercado y que es de libre acceso, por lo que esta delegación no ha ocultado ningún dato sobre el mismo.

Se trata, segúnn afirmó, de un producto catalogado como "no peligroso, sin incidencias significativas sobre ojos, piel o por inhalación". La ficha de seguridad señala asimismo que no se requieren primeros auxilios específicos ante el contacto con ojos, piel, por ingestión o por inhalación.