Actualizado 07/09/2007 12:48 CET

Segundo día de espera para las familias de los pescadores desaparecidos

Salvamento Marítimo y la Guardia Civil analizan la situación del buque, semihundido a tres millas de la costa

BARBATE (CÁDIZ), 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los familiares de los cinco marineros desparecidos tras el naufragio del buque pesquero 'Nueva Pepita Aurora' continúan por segundo día consecutivo en la lonja del puerto de Barbate (Cádiz) esperando recibir noticias "esperanzadoras", ya que, aunque saben que "cada vez es más complicado rescatarlos con vida", no pierden la esperanza, reconoció un hermano de uno de los desaparecidos.

En conversación con Europa Press, explicó que son momentos "muy duros", por lo que "en estos momentos, lo más importante es encontrarlos y traerlos para el pueblo". "Lo que hace falta es que podamos verles las caras, pues esto es muy triste", reconocen diferentes familiares de los desaparecidos que, pese a ser realistas "no queremos perder las esperanzas". De esta forma, conforme van pasando las horas, los familiares van perdiendo la esperanza aunque sí muestran su deseo de que "al menos, sean rescatados y podamos verles las caras".

Durante todo el día de ayer fueron continuas las idas y venidas en la lonja del puerto de Barbate, donde permanecen los familiares desde la tarde del miércoles, momento en el que se produjo el naufragio del 'Nueva Pepita Aurora', que en todo momento están recibiendo la atención de los servicios de la Cruz Roja y del servicio 112, que cuentan con psicólogos, que están jugando un papel muy importante en estos momentos de dolor e incertidumbre.

Asimismo, aunque se han producido momentos de nerviosismos, la presencia de la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, y del consejero de Agricultura y Pesca, Isaías Pérez Saldaña, han hecho que las noticias vayan llegando de primera mano a los familiares. Además, la familia de los cinco marineros desaparecidos recibió ayer la visita del presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, que se puso a disposición de las familias y que abrió la posibilidad de estudiar medidas para afrontar esta situación por parte de las familias.

Por otro lado, sobre las 8.55 horas de hoy ha salido del puerto de Barbate una embarcación de Salvamento Marítimo con técnicos y buzos dirección a la zona en la que se encuentra balizado el buque pesquero, que anoche, cuando era remolcado hacia la costa se quedó enganchado a unas tres millas de la costa. Ante esta situación las labores de arrastre se tuvieron que suspender, hasta que hoy pueda ser analizada la situación por los técnicos y los buzos de cara a decidir la siguiente forma de actuar.

Además, hacia la zona se ha trasladado la Guardia Civil para prestar ayuda una vez se decida la forma de actuar. Aunque desde Salvamento Marítimo se reconoce que parece complicado proceder al arrastre, se está a la espera de que el robot encargado de analizar la situación y los buzos vean las diferentes soluciones.

Así, existe la posibilidad de que se proceda al corte de las redes que es lo que está haciendo que el buque no avance, en cuyo caso la embarcación sería trasladada a Zahara de los Atunes. No obstante, existe la posibilidad de que al cortar las redes, el buque pesquero termine de hundirse, ya que en estos momentos se encuentra a unos cien metros de profundidad.

Por otro lado, desde el aire se está actuando ante la posibilidad de que los marineros desaparecidos hayan salido del buque y se encuentren en otra zona. Por el momento se está rastreando la zona en la que se produjo el naufragio, aunque como consecuencia del temporal de estos dos últimos días, pueden encontrarse a bastante distancia del lugar en el que se encontraba el buque pesquero.