Actualizado 13/04/2007 16:13 CET

Vecinos de la zona donde han hallado un cadáver en una maleta apuntan a que la lluvia pudo desenterrarla

PUERTO REAL (CÁDIZ), 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Jaime Relinque, un vecino de la zona del término municipal de Puerto Real (Cádiz) donde ayer fue descubierta una maleta semienterrada con un cadáver en su interior apuntó hoy en declaraciones a Europa Press Televisión a que el hallazgo ha sido posible porque en los últimos días "ha llovido mucho por aquí y es posible que la tierra se haya podido mover y por eso la maleta se ha visto ahora".

El hallazgo se produjo a primera hora de ayer en un enclave rural entre las fincas de El Algorrobo y Santa Ana, junto a la autopista AP-4, por parte de un vecino, quien encontró una maleta --de poco menos de un metro de longitud y de material flexible-- semienterrada en un terraplén con pinos y lentiscos, en una zona poco poblada, precisamente donde el pasado enero ya había visto una pala semihundida.

A la zona se trasladaron miembros de la Policía Científica, efectivos de la Comisaría de El Puerto-Puerto Real, responsables de la Comisaría Provincial, así como integrantes de la UDEV de la Policía Nacional, que precintaron la zona y, una vez terminadas las investigaciones a pie de campo, un furgón funerario se llevó los restos. El juzgado número dos de Puerto Real se encarga de las diligencias del caso, mientras que hoy estaba prevista que se practicara la autopsia para que la Policía Nacional inicie sus investigaciones.

El vecino que halló la maleta se dirigió a una venta de la zona, lugar al que suele ir con frecuencia, y comentó el extraño suceso al dueño de ésta. Así las cosas, el responsable del establecimiento se lo comentaron a dos policías que habitualmente acuden a la venta a tomar café y tras la llegada de una dotación policial al lugar de los hechos comprobaron que dentro de la maleta había un cadáver humano.

En declaraciones a Europa Press Televisión, el dueño de la venta, José Montero, explicó que ayer se acercó un vecino a su establecimiento "y comentó que se había encontrado una maleta en el mismo lugar donde hace tiempo se encontró una pala casi enterrada".

En ese momento, Montero contó todo lo que le había dicho este hombre "a dos policías que suelen venir todos los días por aquí para tomar café, y en poco tiempo, se descubrió todo".

Otro vecino del lugar, Jaime Relinque, explicó a Europa Press Televisión que se enteró del extraño suceso porque es cliente habitual de la venta "y el dueño me lo contó todo, por lo visto este hombre suele coger leña y dar paseos por esa zona y por eso dio con la maleta". La zona en la que se encontró la maleta es un lugar muy solitario, en la que únicamente hay viviendas diseminadas y fincas rústicas.