Actualizado 06/02/2007 21:14 CET

El 73,8% de los menores asturianos entre 8 y 16 años es usuario de Internet

OVIEDO, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Casi ocho de cada diez menores de entre 8 y 16 años, el 73,8%, de Asturias es usuario de Internet y el 87,1% utiliza el ordenador, ya sea en casa o fuera del hogar. Estos son algunos de los datos que revela el Estudio sobre Seguridad en el Uso de las TIC entre los menores del Principado de Asturias que hoy se ha hecho público dentro de los actos institucionales organizados por el Gobierno regional para celebrar en Asturias el Día Internacional de la Internet Segura.

Este estudio se desarrolla en el marco del proyecto Internet y Familia, un proyecto promovido por el Gobierno del Principado en el marco de la Estrategia para el Desarrollo de la Sociedad de la Información e-Asturias 2007 y revela "claros y oscuros sobre la navegación de los menores por la Red y el uso de otras tecnologías, como el móvil y las videoconsolas.

Así, entre los datos positivos se puede destacar que el nivel de información de la que disponen sobre el uso del ordenador o Internet es bueno, aunque saben más sobre el funcionamiento de equipos y programas que sobre el uso seguro de la conexión y la protección a través de antivirus, filtros y programas similares.

No obstante, pese a esa información, sólo el 11,5% de los ordenadores utilizados por los menores tiene instalados programas informáticos o filtros que eviten el acceso a páginas con contenido maligno. Este hecho puede justificar los elevados porcentajes y frecuencia de usuarios menores de 17 años que acceden a páginas de corte pornográfico o violento. En dos de cada tres casos, estos accesos se producen desde el domicilio familiar.

El hogar es el principal punto de acceso a Internet --desde él acceden dos de cada tres usuarios menores--, seguido del centro de estudios --tres de cada cuatro--, los domicilios de amigos o familiares y los cíber.

Los motivos por los que los menores se conectan pasan principalmente por buscar información y visitar páginas web de su interés y en segundo lugar para jugar. El 44,1% de los menores de entre 8 y 16 años señala que sus padres y madres les ponen algún tipo de norma a la hora de conectarse, pero es poco frecuente que los progenitores estén presentes cuando sus hijos usan Internet --sólo el 19% lo está--.

El estudio también revela que los chats son una de las grandes aficiones de los internautas jóvenes y no tan jóvenes y los mismos comportan enormes riesgos si los chavales chatean sin ningún tipo de control. Así, cuatro de cada diez escolares participan en chats y que la mitad accede varias veces a la semana.

Los datos revelan que cuando chatean es frecuente que inventen un nick o pseudónimo --seis de cada diez lo hacen--, y tres de cada diez menores (35,6%) que chatea se ha citado a ciegas "a veces o siempre". El dato es aún más preocupante con el agravante de que un tercio de ellos acude a la cita sin acompañante o sin avisar a otra persona. Igualmente, casi tres de cada diez menores han facilitado su número de teléfono a otros participantes del chat.

Según el estudio es menos frecuente es que los jóvenes den datos personales o direcciones, pero, aún así, se comprueba que lo hacen uno o dos de cada diez --el doble si superan los 13 años--.

A través del chat y, aprovechando el anonimato que proporciona, uno de cada tres usuarios afirma haber sido insultado en alguna ocasión; dos de cada diez han recibido fotos pornográficas y también dos de cada diez señala que le han propuesto mantener relaciones sexuales.

Para la realización del estudio, se tomó como muestra inicial a todos los alumnos de entre 8 y 16 años de 15 centros educativos representativos de la realidad educativa asturiana --tres en Oviedo, tres en Gijón, dos en Avilés y uno en Mieres, Langreo, Siero, Valdés, Cangas del Narcea, Piloña y Llanes--. A continuación, se seleccionó aleatoriamente una muestra definitiva de un total de 500 encuestas realizadas al alumnado, con el único requisito de cubrir determinadas cuotas de sexo, edad y zona geográfica.