Actualizado 12/04/2007 23:15 CET

El Consejo de Ministros aprobará mañana la Ley de Impulso de la Sociedad de la Información

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobará mañana la Ley de Impulso de la Sociedad de la Información, con la que se pretende introducir "innovaciones normativas en materia de facturación electrónica y de refuerzo de los derechos de los usuarios". La nueva ley acomete las modificaciones necesarias de la Ley 34/2002 de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico y de la Ley 59/2003 de firma electrónica.

En este sentido, las modificaciones tienen como finalidad "revisar o eliminar obligaciones excesivas o innecesarias" y "flexibilizar las obligaciones referidas a las comunicaciones comerciales y a la contratación electrónica a fin de adecuarlas a su aplicación y uso de dispositivos móviles".

Así, se establece que la obligación de los proveedores de acceso a Internet a informar a sus usuarios sobre los medios técnicos que permitan, entre otros, la protección frente a virus informáticos y programas espía, la restricción de los correos electrónicos no solicitados, y la selección del acceso a determinados contenidos y servicios ilícitos o nocivos para la juventud y la infancia.

Además, se ajusta el artículo relativo a las obligaciones de información previa en materia de contratación electrónica, ya que la información que debe facilitarse "ha de ponerse a disposición" de los usuarios "mediante técnicas adecuadas al medio de comunicación utilizado". De este modo, se facilita la realización de este tipo de operaciones mediante dispositivos que cuenten con pantallas de visualización de formato reducido.

En materia de facturación electrónica, la ley establece la obligatoriedad del uso de la factura electrónica en el marco de la contratación con el sector público estatal. Con ello se quiere conseguir "la extensión y generalización del uso de medios electrónicos en las demás fases de los procesos de contratación".

Por otra parte, la Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual, manifestó hoy, mediante un comunicado de prensa, su "indignación" ante la retirada del artículo 17 de la anterior ley, ya que considera que las medidas contempladas en éste son "esenciales para proteger los derechos de autor, y por tanto, la Propiedad Intelectual a través de Internet, facilitando un mecanismo de comunicación y retirada de los contenidos que vulnerasen los derechos de autor".

En este sentido, esta federación aseguró que su retirada "supone la pérdida de una magnífica oportunidad para mejorar la defensa de nuestra cultura" y que la reacción de la comunidad internauta "está injustificada pues el artículo reformado pretende perseguir simplemente, con las debidas garantías judiciales, a quien ha robado productos de un supermercado y se dispone a venderlos a los ciudadanos y respecto a los ciudadanos, sólo pretende informarles que el producto es robado".