18 de febrero de 2020
 

Barceló cierra 2019 con 180 millones de beneficio y 3.100 millones de ingresos

Actualizado 17/01/2020 13:38:11 CET
Raúl González, consejero delegado de Barceló Hotels
Raúl González, consejero delegado de Barceló Hotels - BARCELÓ HOTELS & RESORTS - Archivo

Raúl González apuesta por potenciar España como "gran gestora vacacional mundial"

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Barceló Hotel Group estima que sus ventas en 2019 superarán los 3.100 millones de euros con un resultado bruto de explotación (Ebitda) recurrente y un beneficio neto consolidado similares a los del pasado año, situándose en torno a los 350 millones de euro y 180 millones de euros, respectivamente.

Para este nuevo año la hotelera seguirá incrementado su cartera hotelera con la apertura de nuevos hoteles y busca socios inversores con los que crecer en gestión después de cerrar su segundo mejor resultado histórico, tras 2017, con un aumento de ingresos del 20%.

A unos días de la próxima celebración de la feria internacional de turismo Fitur 2020 el consejero delegado para la zona Europa, Oriente Medio y Africa (EMEA) de Barceló Hotel Group, Raúl González, realizó en Madrid un balance de los resultados de la compañía obtenidos al cierre de 2019 y de la evolución de la compañía durante este periodo mostrando su satisfacción en un año turístico que ha estado lleno "lleno de luces y sombras".

El directivo explicó que el sector turístico mundial se ha caracterizado este año por la inestabilidad y un entorno competitivo complejo, fruto de factores como la desaceleración de la actividad económica, la caída de Thomas Cook, la ralentización de las llegadas de turistas internacionales, el aumento de la competencia en la distribución y la concentración de la industria.

"A pesar de todo ello los resultados del Grupo Barceló al cierre del ejercicio se ha mantenido fuertes por tercer año consecutivo, rozando nuevamente niveles históricos. Es el segundo mejor resultado de la historia del grupo tras el registrado en 2017", explicó el directivo asegurando que en España el negocio urbano ha tenido un positivo desarrollo, al tiempo que el vacacional se ha mantenido.

En el negocio nacional el que más ha sufrido es el de las islas, destacando especialmente la afectación del mercado de las Islas Canarias especialmente en Fuerteventura y en menor medida en Lanzarote. El resto de las islas se ha mantenido con descensos moderados. Para el directivo el destino Canarias sigue siendo un destino muy fuerte a medio plazo por su situación geográfica, pero es un modelo que habría que cuidar mucho su "conectividad", fundamental para el desarrollo del negocio.

En cuanto a la división hotelera este año se espera un incremento de sus ventas en casi un 4% respecto a 2018, alcanzando los 1.355 millones de euros, un porcentaje de aumento similar al que se calcula para el resultado bruto de explotación (Ebitda) hotelero , que se prevé cercano a los 320 millones de euros.

Para continuar con su crecimiento, la cadena que dirige Raul González, quiere caminar de la mano de los grandes propietarios hoteleros del mundo como Blackstone, Convivio y Pandox.

El directivo aseguró que "el apetito de los inversores por activos hoteleros sigue siendo muy elevado. Nosotros estamos negociando con los grandes y con muchos otros para crecer, para desinvertir y para invertir".

CRECIMIENTO HACIA NUEVAS GEOGRAFÍAS.

Los buenos resultados económicos son fruto, en parte, del crecimiento experimentado por Barceló Hotel Group a lo largo de 2019, año en el que la cadena incorporó 12 nuevos hoteles y 3.700 habitaciones elevando su oferta a un total de 251 hoteles y 57.492 habitaciones en 22 países.

La expansión llevada a cabo ha permitido al grupo mallorquín consolidar su posición en el norte de África mediante la entrada de un nuevo destino, Túnez donde la cadena ha inaugurado seis hoteles. Además, la adquisición de un hotel en Marrakech ha posibilitado complementa la presencia que ya tiene en las principales ciudades de Marruecos (Agadir, Casablanca, Fez y Tanger)

En 2019 Barceló ha seguido creciendo en Emiratos Arabes Unidos, ha reforzado su presencia en Europa Continental con la entrada en Hungría y ha mantenido su apuesta por dos de sus principales destinos México y España.

Además, a lo largo del 2019 se ha firmando 18 nuevos proyectos en destinos ya existentes y en nuevos mercados como Sri Lanka y Maldivas, que permitirán posicionar la marca Barceló en Asia y en otros como Polonia y Eslovaquia. De momento en China sus proyectos siguen aún en desarrollo.

En este punto el consejero delegado aseguró que, a no ser que surjan oportunidades muy especiales, su modelo de expansión se basa en crecimiento en geografías limítrofes "evitamos ir dando saltos en el mapa".

En los últimos cinco años Barceló ha invertido casi 1.500 millones de euros en reformas y adquisiciones. Un 25% de ello unos 380 millones corresponden a la inversión realizada en 2019.

APUESTA POR LA GESTIÓN ENFOCADA EN LA CREACIÓN DE VALOR.

Barceló sigue creciendo como operadora hotelera. El cambio del modelo del grupo propietario hacia gestora hotelera le ha permitido entrar en nuevos mercados donde la compañía ha constituido acuerdos con socios locales para la gestión de nuevos hoteles. Hoy día, el 57% de los establecimientos están incorporados bajo el régimen de gestión.

Se ha conseguido ese logro gracias a un modelo de negocio propio (adaptado a las particularidades de cada geografía en la que se opera) teniendo en cuenta las necesidades de sus socios locales. "Desde el punto de vista de la compañía te permite la posibilidad de crecimiento mayor que con la firma de contratos puntuales. Aspiramos a que estas alianzas tengan mucho recorrido ya que consideramos que la toma de participación con socios locales es un modelo interesante", aseguró el directivo afirmando que la entrada de fondos de inversión ha supuesto un cambio en el modelo para todos los actores participantes.

La cadena hotelera mallorquina sigue abogando por la concentración del sector, para competir a nivel internacional y defendió el papel de las grandes cadenas españolas como gestoras de referencia a nivel global.

"El reto es demostrar que somos el mejor gestor posible, tenemos que demostrar al inversor internacional, sobre todo al anglosajón, que somos la mejor opción y que vamos a sacar más rentabilidad a sus activos", insistió el directivo asegurando que "no hay nadie mejor que la industria hotelera española para gestionar hoteles vacacionales en el mundo".

En este punto abogó por el liderazgo de las cadenas hoteleras españolas especialmente en el sector vacacional mundial. "No hay ningún país que sea mejor que la industria hotelera española gestionando hoteles vacacionales en el mundo", aseguró González añadiendo que eso es algo que deberíamos poner en valor como país y como industria.

Por ello insistió en que la aspiración es que en cinco o diez años las cadenas hoteleras españolas logren gestionar más hoteles fuera de España que dentro de España. "España hoy tiene una cuota del mercado mundial del 7%, si gestionamos fuera tanto como gestionamos aquí podemos aspirar a atener una cuota del 15% del mercado mundial turístico. Mercado que representa más del 10% del PIB mundial", puntualizó.

"Me gustaría que hubiera iniciativas de apoyo para ese desarrollo de la industria hotelera para poder ir a por ese liderazgo. Es un reto bonito como país", explicó el directivo insistiendo en la importancia de
potenciar España como gestora hotelera vacacional mundial.

En cuanto a la integración entre la división de viajes entre Barceló y la de Globalia, el directivo indicó que el objetivo es "crecer juntos". "El mercado de viajes es un negocio de márgenes pequeños. Facturas mucho pero ganas poco y el tamaño y escala ayuda a tener mejores márgenes", concluyó.

Para leer más