Publicado 02/07/2022 10:32

El 30% de los españoles ha cancelado sus vacaciones a causa de la inflación

Archivo - Puerto de Sóller, turismo, turistas, playa, Mallorca, verano, vacaciones
Archivo - Puerto de Sóller, turismo, turistas, playa, Mallorca, verano, vacaciones - PP - Archivo

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 40% de los españoles asegura que se ha visto obligado a posponer sus planes de vacaciones de verano debido al encarecimiento de los precios. Una situación que ha llevado al 57% de ellos a acortar la duración de sus vacaciones e incluso al 30% a optar directamente por cancelarlas a causa de la inflación, según la plataforma global de investigación de mercados, Appinio, que indica que más de la mitad de los viajeros está buscando alternativas de alojamiento más económicas debido a la imparable subida de precios de las últimas semanas.

El 24% de los españoles confía en marcharse de vacaciones la primera quincena de agosto, aunque no todos los encuestados pueden disfrutar de la misma duración de las vacaciones debido fundamentalmente a un componente económico: el 34% pretende viajar de 6 a 8 días y el 30% de 2 a 5 días, mientras que algunos encuestados se irán de excursión un único día (2%).

La mayoría de los españoles pasará sus vacaciones dentro de España (79%), frente a aquellos que han elegido un destino fuera de Europa (7%). En España siguen triunfando los clásicos destinos de 'sol y playa': Andalucía (31%), Comunidad Valenciana (23%), Cataluña (14%), Galicia (13%) y Canarias (12%).

Además, a pesar de la infinidad de alternativas que pueden existir a la hora de escoger un espacio en el que alojarse, el 53% de los españoles prefiere pasar sus vacaciones en un hotel, frente al 6% que decide quedarse en una caravana o camper.

LA INFLACIÓN TAMBIÉN SE VA DE VACACIONES.

La inflación, es uno de los aspectos más relevantes a la hora de organizar las vacaciones. A pesar de que muchos españoles han decidido viajar este verano tras el fin de las restricciones, no todas las personas se pueden permitir correr con los mismos gastos.

De hecho, el 24% tiene planeado gastar aproximadamente 51-70 euros por noche en el alojamiento de sus vacaciones de este año, frente a aquellos que calculan gastar menos de 30 euros por noche (13%).

A pesar de que el 18% de los encuestados afirma tener una renta mensual de hogar de 1.001 a 1.500 euros, el 40% se ha visto obligado a posponer sus planes de vacaciones de verano debido al encarecimiento de los precios.

El 54% de los encuestados ha tenido que buscar otras alternativas de alojamiento más económicas. Incluso, el 61% ha decidido usar su propio coche para viajar hasta su destino de vacaciones, pese a que para el 45% la subida del precio de la gasolina ha tenido un impacto importante en su decisión sobre el transporte.

Eso sí, los españoles están de acuerdo en reducir una serie de gastos para poder ir de vacaciones de verano (63%). Bares y restaurantes (77%) y ropa (62%) son los productos que más consumen los encuestados y a los que están dispuestos a renunciar para disfrutar de unos días de descanso.