Publicado 11/05/2022 09:56

Un verano en Andorra, descubre todas las opciones que ofrece el paraíso pirenaico

La búsqueda del Tamarro en Andorra
La búsqueda del Tamarro en Andorra - TURISMO DE ANDORRA

El 90% del territorio andorrano es un entorno natural

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Principado de Andorra se presenta con un paraíso natural que ofrece planes de todo tipo para disfrutar de los meses de buen tiempo, desde deportes al aire libre hasta descubrir su cultura e historia, pasando por una amplia oferta de shopping, wellness y gastronomía.

Con una extensión de 468 kilómetros cuadrados, el 90% del territorio andorrano es un entorno natural, del cual el 10% ha sido reconocido como patrimonio cultural por la UNESCO. Las características de su paisaje, marcado por montañas y lagos de belleza sin igual, lo convierten en el destino perfecto para practicar una gran variedad de deportes al aire libre, itinerarios a pie, trail running o paseos a caballo.

Un sin fin de actividades con las que disfrutar de Andorra de la forma más divertida. Asimismo, se ofrecen vías ferratas, barranquismo y circuitos de aventura, que harán las delicias de los más atrevidos.

Para los más aventureros, es ideal la ruta de Coronallacs, que permite recorrer el país en tan solo cinco días con la opción de hospedarse en refugios para excursionistas; o bien, descubrir en bicicleta los 21 puertos de montaña.

VACACIONES CULTURALES.

El Principado ofrece gran variedad de oportunidades de conocer su cultura, tanto pasada como presente. Para entender la historia y orígenes del país es recomendable visitar La Casa de la Vall, el monumento más simbólico de Andorra, que fue sede del parlamento andorrano. Este emblemático edificio situado en el Centro Histórico de Andorra la Vella es uno de los parlamentos más antiguos de Europa.

Para los amantes del mejor arte, el Museo Carmen Thyssen Andorra, situado en Escaldes-Engordany, es indispensable. Actualmente, el museo acoge la exposición temporal "Made in Paris: La generación de Matisse, Lagar y Foujita", una exposición que refleja el imán cultural de París entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

También es destacable la herencia románica y prerrománica del país, un buen ejemplo es la Iglesia de Santa Coloma. En su interior se pueden contemplar una pequeña parte de los frescos originales que se completan mediante el video mapeo. El monumento se visita conjuntamente con el Espai Columba, donde se puede conocer de primera mano el proceso de elaboración de estas pinturas.

El ocio también está presente en el Principado con eventos como La Serenalla Market, un espacio multidisciplinar donde disfrutar de talleres, gastronomía, zonas de relax y actividades familiares para descubrir cómo llevar una vida más creativa y sostenible. Entre el 21 y 24 de julio, esta enriquecedora experiencia tanto para creadores como para visitantes abrirá sus puertas en el parque del Prat Gran, en La Massana.

La esperada vuelta del Cirque du Soleil tendrá lugar en Andorra durante el mes de julio bajo el nombre de MUV. Del 2 al 31 de este mes, y por primera vez después de dos años, la compañía canadiense ofrecerá de manera exclusiva un espectáculo de la mano de un innovador personaje, un DJ.

Con un total de 26 representaciones, los espectadores podrán volver a disfrutar de la fantasía y las acrobacias más increíbles al son de los grandes éxitos de la música electrónica. Las entradas estarán próximamente a la venta en el 'microsite' de la página web www.visitandorra.com.

UN VERANO PARA LOS MÁS PEQUEÑOS.

La variedad de actividades dirigidas a los más pequeños hace que Andorra sea un conocido destino familiar. Desde el Mon(t) Magic, el family park ubicado en Canillo, hasta Naturland, el conocido parque de aventuras.

Asimismo, Macarulla ofrece pequeños senderos mágicos para acercar a los más pequeños a la naturaleza. Se trata de itinerarios circulares, de poco desnivel y distancia, que giran en torno al juego, con puntos donde poder hacer actividades o encontrar elementos escondidos.

Y, para los más aventureros, es esencial ir en la búsqueda del 'Tamarro'. Estas traviesas criaturas mágicas son las encargadas de proteger los bosques de Andorra, en total, hay siete repartidos por el Principado, uno por parroquia.

RICA OFERTA GASTRONÓMICA

El emplazamiento del país ha favorecido las influencias gastronómicas tanto españolas como francesas, dando lugar a una oferta única de esta zona de los Pirineos.

Uno de los espacios gastronómicos más reconocibles del Principado de Andorra son las bordas. Antiguamente destinadas a guardar el grano y proteger el ganado, hoy en día son restaurantes que acogen los platos y el ambiente más tradicionales. En ellas podrás encontrar especialidades como la ensalada de xicoies (dientes de león) o los selectos embutidos del país entre otros muchos.

Gracias al clima, cuatro microproductores elaboran vinos a más de 1.200 metros de altitud. Las bodegas Casa Beal, Casa Auvinyà, Mas Berenguer, Casus Belli y Borda Sabaté se cuentan entre los viñedos de más altura de Europa. Asimismo, cabe destacar la producción de cervezas artesanales, que utilizan el agua de Andorra en su proceso de elaboración, consiguiendo así un sabor único y local.

Contador

Para leer más