IATA insta a Venezuela a pagar la deuda de 3.055 millones que mantiene con las aerolíneas

Actualizado 29/07/2014 16:01:21 CET
Aeropuerto de Venezuela
Foto: CEDIDA

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Venezuela sostiene aún una deuda con las aerolíneas de 4.100 millones de dólares (3.055,7 millones de euros), tras haber abonado un total de 424 millones de dólares (316 millones de euros), según informó la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) en un comunicado.

   Por ello desde el organismo instan al ejecutivo del país a "cumplir con el compromiso anunciado en marzo" sobre el pago total de la deuda a cerca de 24 compañías, al tipo de cambio fijado.

   En junio, el Gobierno propuso pagar en seis cuotas los fondos pendientes de pago, según explicó el presidente de la Asociación Venezolana de Líneas Aéreas (ALAV), Humberto Figuera.

  "Las aerolíneas no pueden permitirse el riesgo de no ser pagadas al prestar sus servicios a Venezuela", explicaron desde el ente. Así, consideran que la cantidad adeudada supone una cifra "significativa" sobre los 18.000 millones de dólares (13.416 millones de euros) que la industria aérea prevé facturar en total.

    Esta situación ha supuesto un descenso en la capacidad de los vuelos desde y hacia el país del 49%, en comparación con la época de mayor actividad del año pasado.

REUNIÓN CON MADURO.

    "La confianza en el mercado está cayendo drásticamente. La mayoría de las compañías están limitando su riesgo reduciendo su capacidad y varias han cancelado sus servicios por completo", lamentó el director general y consejero delegado de la IATA, Tony Tyler.

   Así, advierte que Venezuela podría llegar a convertirse en un país desconectado de la economía global, dados los grandes beneficios que obtiene de la conectividad aérea, como catalizador del crecimiento económico.

   "Sin conexiones aéreas sólidas para el mundo, hay pocas posibilidades de una recuperación", argumentó Tyler.

    Ante esto, la IATA, ha solicitado al presidente del país, Nicolás Maduro, una reunión para configurar una solución que permita liquidar las deudas "de forma rápida" y de manera "justa y aceptable para las compañías aéreas implicadas".

  "La protección de la conectividad de Venezuela debe ser una alta prioridad para el Gobierno", insistió Tyler, que se mostró dispuesto a contribuir en la búsqueda de "una solución positiva para todas las partes", eso sí, con la participación y la cooperación del Gobierno.

Para leer más