Actualizado 30/03/2017 04:44 CET

Más de 1.700 operadores de 'drones' inscritos en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea

De las más 2.600 aeronaves pilotadas por control remoto, el 70% pertenecen al fabricante chino DJI

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente del ministerio de Fomento, ha registrado un total de 1.736 'drones' de menos de 25 kilos al despegue hasta octubre, ya que es un requisito obligatorio para poder volar una aeronave pilotada por control remoto.

En total, hay registradas en AESA un total de 2.600 aeronaves pilotadas por control remoto. De este conjunto, el 70% pertenecen al fabricante chino DJI.

En la presentación de las XX Jornadas de Estudios Históricos Aeronáuticos de la Fundación ENAIRE celebras en Madrid que durarán hasta el próximo día 27 de octubre, se tratará la evolución y tendencias de los 'drones', así como el desafío que presentan para el sector de la aviación.

El jefe de la unidad de Aeronaves Pilotadas por Control Remoto de la AESA, Juan José Sola Bañasco, ha explicado que los principales usos de las aeronaves de menos de 25 kilos al despegue son la fotografía, filmación y levantamiento (40%), seguido de actividades emergentes observación y vigilancia (13,28%), investigación y desarrollo (11,57%), emergencia y salvamento (10,11%) e investigación y reconocimiento instrumental (8%).

Durante la presentación de estas jornadas se explicará la futura normativa europea para la regulación de los 'drones', que afectará al uso civil de operaciones aéreas específicas, vuelos experimentales y usos recreativos con aeronaves pilotadas por control remoto.

NUEVA LEGISLACIÓN.

El Real Decreto se aplicará en todo el territorio y espacio aéreo nacional y atañe a aeronaves y elementos que configuren el sistema de aeronaves pilotadas por control remoto (RPAS), operadores y operaciones que se realicen con las mismas, los requisitos de los pilotos y demás personal involucrado en la operación, organizaciones de formación aprobadas y aeronavegabilidad y organizaciones involucradas en este ámbito.

Por otra parte, esta nueva normativa no será aplicable a RPAS militares, ni cuya máxima al despegue supere los 150 kilos, así como globos no tripulados ni cautivos, ni vuelos que desarrollen su integridad en espacios interiores completamente cerrados.

En las operaciones que superen los 500 metros de distancia visual del piloto se introducirá la figura del observador y en las operaciones dentro del ámbito visual del piloto que afecten a aglomeraciones de edificio o urbes o con personas al aire libre estará permitido con MTOM no superior a 10 kilos.

Además se podrá operar siempre y cuando la distancia del piloto no sea mayor a 100 metros y una altura de 120 metros sobre el obstáculo más alto situado dentro de un radio de 600 metros desde la aeronave.

En zonas acotadas se mantendrá una distancia horizontal mínima de seguridad de 150 metros respecto a edificios u otro tipo de estructuras y de 50 metros con respecto a las personas que no estén bajo el control del operador.

En cuanto a las operaciones nocturnas, estará permitido si hay luces de navegación y hay un estudio de seguridad específico.

TRES CATEGORÍAS: ABIERTA, ESPECÍFICA Y CERRADA.

Sola ha recordado que hay tres tipos de categoría de operación: abierta, específica y cerrada. En la primera las características de seguridad del producto deben estar incluidas en la aeronave, con requisitos de la competencia del piloto proporcional.

En cuanto a la específica, la autoridad aprueba las medidas de mitigación de riesgo de las propuestas y apruebas las operaciones. La cerrada necesita del esquema tradicional con la certificación de la aeronave y de los pilotos, operadores, etc.

Cabe recordar que según la normativa vigente, no está permitido volar un dron en espacio aéreo controlado, ni sobrevolar ciudades o reuniones de personas al aire libre, ni volar el aparato a menos de ocho kilómetros de un aeropuerto. Además estos aparatos se tienen que volar de día, con condiciones meteorológicas favorables, tenerlo siempre a la vista y a un máximo de 120 metros de altura.

INCUMPLIMIENTOS MÁS FRECUENTES.

Sola ha detallado que los incumplimientos más frecuentes son que la operación sea realizada por operadores no autorizados o habilitados o que se sobrevuelen núcleos urbanos u operaciones de espacio aéreo controlado por operadores habilitados.

"Un mejor conocimiento de los 'drones', de sus aplicaciones actuales y futuras y, sobre todo, de la seguridad de su explotación favorecerá su implantación respondiendo a la demanda que ha suscitado en el conjunto de la sociedad", ha señalado el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar.

Además de la AESA, en estas jornadas participarán la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y Espacial de la Universidad Politécnica de Madrid y empresas del sector como Airbus DS Electronic & Border Security e Isdefe.

Por su parte, ENAIRE ha participado en dos ejercicios de control de aeronaves no tripuladas con aeronaves que si estaban tripuladas y que además forman parte de el Programa de Cielo Único Europeo. El objetivo de estos ejercicios era demostrar la viabilidad de que los 'drones' puedan coexistir con el resto del tráfico en un espacio aéreo controlado.