Actualizado 19/02/2021 17:32 CET

USO denuncia a Aena y Aesa por incumplir la Ley y el Reglamento de Seguridad Privada en aeropuertos

Agentes de la Guardia Civil y empleados de seguridad vigilan a los pasajeros en el interior del Aeropuerto de Ibiza
Agentes de la Guardia Civil y empleados de seguridad vigilan a los pasajeros en el interior del Aeropuerto de Ibiza - Germán Lama - Europa Press

Aena recuerda que la formación de vigilantes de seguridad en aeropuertos está regulada por un Programa de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de USO ha denunciado al gestor aeroportuario Aena y a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) por incumplir la Ley y el Reglamento de Seguridad Privada en diversos artículos sobre la formación necesaria para prestar servicios en los aeropuertos.

El sindicato señala que el gestor aeroportuario y Aesa exigen a los vigilantes las certificaciones específicas C1 y C2 para prestar servicio en los aeropuertos. El problema es que "recientemente, han modificado de forma arbitraria, y sin apego a la ley que los regula, los textos de los temarios y las plataformas informáticas donde se realiza la práctica de los exámenes", denuncia el sindicato.

El gestor aeroportuario ha señalado en declaraciones a Europa Press que la formación de los vigilantes de seguridad para trabajar en un aeropuerto está regulada por el Programa Nacional de Formación que edita Aesa.

En este Programa Nacional de Formación viene definido el temario para los vigilantes que quieran optar por obtener los certificados que se exigen (C1, C2 y C3). A este programa tienen acceso todas las empresas que tienen vigilantes que trabajan en aeropuertos, "pues ha sido entregado directamente por Aesa a todas las empresas".

"Los exámenes los establece Aesa y para poder examinar a todos los vigilantes de los diferentes aeropuertos, Aena ha cedido las salas y los equipos informáticos que contienen los programas preparados por la Agencia para examinar a los vigilantes", ha recalcado la compañía.

No obstante, en opinión del sindicato, con el agravante de que ni las empresas que tienen asignado el servicio de vigilancia conocen el temario con el que formar a su personal, ni los trabajadores hacen los exámenes periódicos de reciclaje y renovación de certificación con la misma aplicación que utilizan cada día.

"El vigilante, cuando se presenta al examen, desconoce ahora las materias de las que va a examinarse y el simulador de imágenes. La certificación C2 es la necesaria para manejar los escáneres de acceso y equipajes. Los vigilantes trabajan con un sistema informático en el aeropuerto y, tanto para acceder al puesto como para aprobar el reciclaje semestral, ahora les ponen otra aplicación que ni conocen ni van a utilizar nunca. Este cambio tiene consecuencias muy graves para su trabajo: si suspenden, pierden su puesto en el aeropuerto", denuncia el secretario general de FTSP-USO, Basilio Alberto Febles.

Dos empresas, Trablisa y Sureste, tienen concedidos todos los contratos de vigilancia de los aeropuertos. Pero desde USO aseguran que estas empresas no tienen acceso a los temarios con los que deben formar a su plantilla para cumplir con el servicio.

USO denuncia que anteriormente la empresa les daba el curso a sus vigilantes y después se examinaban en un centro autorizado y que ahora los exámenes se celebran en una sala de Aena, sin profesor homologado y con un tiempo tasado que los vigilantes gastan en hacerse con el programa.

"Consideramos que, ya que el programa les es desconocido y nunca más van a usarlo, al menos deben darles unas indicaciones y un tiempo de adaptación. Es como si haces las prácticas de conducir en España y te dicen que haces el examen en Gran Bretaña: al menos debes acostumbrarte a que los mandos están en el lado contrario. Pues lo mismo pasa con estos programas", explica Febles.

Por ello, desde FTSP-USO exigen que se imparta un curso teórico a los aspirantes, "acorde con los cambios unilaterales decididos por Aena y Aesa". Y, además, que durante el examen esté presente en las instalaciones un profesor habilitado.

En su escrito de denuncia, FTSP-USO se fundamenta en los incumplimientos de los artículos 12, 21, 26, 27, 29 y 59 de la Ley de Seguridad Privada. De acuerdo con ellos, entienden que tanto los exámenes como las evaluaciones deben ser autorizados o supervisados por el Ministerio del Interior, e impartidos por centros de formación autorizados.

Por ello, han dirigido un escrito de denuncia a la Unidad Central de Seguridad Privada, para que verifique las certificaciones y posibles vulneraciones, y, con posterioridad, se de pie a los derivados procedimientos sancionadores y a la implantación de medios adecuados para asegurar el cumplimiento de la ley.

El sindicato UGT también ha trasladado tanto a empresas de seguridad del sector como a la propia Aena la necesidad de establecer criterios "más objetivos" en cuanto a los exámenes a realizar así como dotar a los vigilantes de seguridad de una mayor formación previa para con tiempo suficiente adaptarse a las nuevas pruebas realizadas por AESA que además deberá concretarlas en mayor grado.

Contador

Para leer más